«¡Qué gusto poder jugar con los impuestos, tú!»

Parlament de Catalunya
Parlament de Catalunya

El proceso independentista hace años que se lo come todo, en la política catalana. Desde 2012 se hace más que complicado hablar de servicios sociales, de educación, de listas de espera o de infraestructuras. Estos temas sólo saltan a la palestra si detrás hay un agravio del Estado que justifica aumentar el victimismo de los catalanes. Esta realidad es conocida por todo el mundo, y los políticos no independentistas son los primeros a remarcarlo.

Pero la cosa se ha hecho tan evidente que incluso los diputados soberanistas empiezan a pensar que quizás el proceso está ocupando demasiado espacio. Hace sólo unos días, Madrid anunciaba una nueva reducción de impuestos, una modulación en sucesiones y que retocaría los tramos de IRPF.

En el bar del Parlament, el mismo día que el anuncio copaba diarios, dos diputados de JxCat i Esquerra que almorzaban comentaban con lamento que en Cataluña no pueden hacer lo mismo que en Madrid y ganar adeptos o hacer giros ideológicos con los impuestos. «¡Qué gusto poder jugar con los impuestos, tú!», le decía el uno al otro. «Si es que así se ve más la política y la gente lo nota todo más», replicaba el otro. Poco después, pero, volvían a hablar de la investidura, de Bruselas y de la CUP.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides