Los problemas del PDECat con el concepto de huelga general

3-0 | MOVILIZACIÓN DE PROTESTA
Título de la imagen
Título de la imagen

El intento de referéndum del 1 de octubre y la violenta actuación policial alteraron tanto los ánimos de los catalanes que, en contra de lo previsto, una convocatoria de huelga general programada por la CGT y la Intersindical acabó teniendo un seguimiento más que considerable dos días después de aquel domingo. Pero cuando la propuesta de sumarse a la convocatoria de algunos sectores del independentismo y de la nueva izquierda fue cogiendo fuerza, en el PDECat saltaron las alarmas. Un partido liberal, de gobierno, lleno de gente que no ha hecho una huelga en 40 años, y que han criticado siempre todas las iniciativas sindicales en este sentido, no se podía sumar sin más a una huelga general nacida en los locales de la CGT.

El simple concepto de huelga general les provocaba urticària. En el partido de Artur Mas, de Marta Pascal y de los empresarios del 3% no les iba bien esto de hacer huelga general junto a los radicales y los sindicalistas. Es aquí donde el equipo del presidente, Carles Puigdemont, decidió acuñar el concepto «parada nacional» para poderse adherir sin tener que comulgar con las huelgas generales. La dialéctica política y la imaginación conceptual parecen no tener límites en el Palau de la Generalitat. Y así, Puigdemont convocó todo el mundo a una «parada» en Cataluña que, casualmente, coincidía con la huelga de la CGT.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides