Matrimonio en apuros

Piden la prohibición de la Coca-cola, de Sol Daurella, en el Senado, y Carles Vilarrubí salta de Fira de Barcelona
Vilarrubí - Daurella
Vilarrubí - Daurella

El grupo parlamentario de Unidos Podemos en el Senado ha pedido a la Mesa de la cámara alta que se prohíba la venta de Coca-cola dentro de sus instalaciones. Lo hacen en solidaridad con los trabajadores de la planta que fabrica estos refrescos en Fuenlabrada, que tienen un conflicto laboral con la dirección de la empresa, bajo las órdenes de la empresaria Sol Daurella, presidenta de Coca-cola European Partners, empresa que fabrica, embotella y distribuye Coca-cola a trece países de Europa occidental, entre ellos España.

En el Senado se puede comprar Coca-cola en la cafetería, el restaurante y en las máquinas que hay en las zonas comunes de las instalaciones. Los senadores de Unidos Podemos piden que «se retiren en la institución del Senado todos los productos que comercializa Coca-cola, se prive de su publicidad y no se le permita utilizar acontecimientos de autorización institucional mientras siga sin cumplir con las sentencias y hasta que los trabajadores tengan un futuro real en Fuenlabrada».

De este modo, el grupo en el Senado de Unidos Podemos se hace eco de la demanda de los trabajadores de la planta Coca-cola en Fuenlabrada que busca obligar tanto a Coca-cola como el Gobierno central a «cumplir las resoluciones judiciales», tal como dicen desde Unidos Podemos, en referencia al hecho de que el Tribunal Supremo consideró correcta la readmisión de los trabajadores del centro de Fuenlabrada, una vez que la justicia anuló el ERE inicialmente aprobado por la firma en 2014.

El mismo líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha declarado que «hay que seguir sin beber Coca-cola, porque Coca-cola está atacando los derechos de los trabajadores».

Carles Vilarrubí, marido de Sol Daurella, salta de Fira de Barcelona
La comunicación de esta noticia ha sorprendido al mismo Vilarrubí quien no entiende como lo pueden echar del cargo que ocupa en el consejo de administración de Fira de Barcelona, donde llegó puesto a dedo por Artur Mas, en la época en que este últimos era presidente de la Generalitat de Cataluña, según Crónica Global.

Este es uno de los últimos movimientos que se están produciendo en la Fira donde también se está trabajando para situar en un empresario de la órbita independentista al frente de la institución para sustituir en julio al actual presidente, José Luis Bonet. La presencia de Carles Vilarrubí en el consejo de administración de Fira de Barcelona nunca ha sido bien visto por el ayuntamiento encabezado por Ada Colau.

La entidad está dirigida por un consorcio del cual forma parte el mismo Ayuntamiento, además de la Generalitat y la Cámara de Comercio de la ciudad. Las implicaciones de Vilarrubí en los episodios de supuesta corrupción que se conocen como caso Pujol podrían ser las razones que estarían detrás de la decisión de sustituirlo en el consejo de administración de Fira de Barcelona.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides