Crece la tensión por los ejercicios del Ejército en Girona

La alcaldesa Marta Madrenas responsabiliza a los militares de cualquier incidente que pase
Título de la imagen
Título de la imagen

Los ejercicios militares que tiene previsto hacer el Ejército el próximo lunes en la zona de Sant Miquel y les Gavarres, entre Girona y Celrà, continúan levantando polvareda. La alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, ha calificado estos ejercicios en la zona como de «grave irresponsabilidad», al considerar que es una zona muy transitada por los ciudadanos, «hay quien dicen que es como una Rambla» ha asegurado Madrenas.

La alcaldesa no puede hacer nada para impedir estos ejercicios en el ámbito legal, pero ha enviado un burofax urgente al Ejército indicando que el lugar, a su parecer, no es el indicado por este tipo de actividades. Y ha reclamado al delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, que haga honor a «su oferta de diálogo» y pare los ejercicios militares.

En este punto, Marta Madrenas ha afirmado que el Ayuntamiento hace «responsables» a los militares de cualquier «incidente o accidente» que se pueda producir durante la marcha. Se prevé que este lunes unos ochenta soldados, acompañados por cuatro camiones ligeros todoterreno, hagan lo que se conoce como marcha de endurecimiento que consiste a andar con todo el equipamiento.  Estas marchas no contemplan ningún tipo de ejercicio con el armamento, de hecho, este armamento va guardado en sus fundas.

El alcalde de Celrà, Dani Cornellà, vinculó estos ejercicios militares con el proceso independentista de Cataluña. Por eso, el Ayuntamiento ha decidido convocar una marcha popular a las ocho de la mañana de este lunes hasta el castillo de Sant Miquel para mostrar el rechazo a la marcha militar. También se ha convocado una concentración ante el Ayuntamiento a las siete de la tarde.

También ERC se ha mostrado beligerante con el hecho que el Ejército se ejercite en Cataluña. El diputado republicano gerundense en el Congreso, Joan Olòriz, llevará el tema a la cámara baja. Y la portavoz de ERC-MAS en el ayuntamiento de Girona, Maria Mercè Roca, ha pedido a la alcaldesa de la ciudad que tenga «un posicionamiento contundente para evitar que esta situación se repita».

Otro consistorio que se ha declarado contrario a la presencia del Ejército es el de Llançà, en el Alt Empordà. El Ayuntamiento ha exigido al Ministerio de Defensa, la Subdelegación de Defensa en Girona y a los responsables de la base militar de Sant Climent Sescebes que «se abstengan de hacer maniobras a pie y con vehículos» por su término municipal, después de que hace meses el pleno municipal aprobara una moción en la cual declaraba el municipio «territorio desmilitarizado». Aún así, este jueves ha habido ejercicios militares en la zona, y el subdelegado de Defensa en Girona ha comunicado al Ayuntamiento que se volverán a hacer tanto este viernes como el próximo 28 de febrero.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides