Sin consenso para la reforma de la Constitución

Mariano Rajoy defiende una actualización de la Carta Magna "sin ocurrencias ni frivolidades"
rajoy
rajoy

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha puesto ‘agua al vino’ a la hora de plantear la posible reforma de la Constitución, durante la celebración del aniversario de la Carta Magna este martes en el Congreso de los Diputados. Rajoy ha afirmado que «hay que ser prudentes y decidir lo que se quiere cambiar i lo que no», añadiendo que cualquier reforma del texto constitucional se tiene que hacer «sin ocurrencias ni frivolidades».

De este modo, el presidente del Gobierno ha dejado claro que antes de precisar la revisión de la Constitución hace falta acotar lo que se quiere cambiar. Y por este motivo, el presidente del ejecutivo ha anunciado la creación de una subcomisión en el Congreso, y que sea en este órgano donde se plantee el debate. Rajoy insistió en el hecho de que se tiene que mantener la protección de la unidad de España, la soberanía nacional, la igualdad de los españoles, los derechos y libertad fundamentales, la pertenencia en Europa, y las bases del estado del bienestar como son la educación, las pensiones y la sanidad.

Desde el principal partido de la oposición, el presidente de la comisión gestora del PSOE y a la vez presidente de Asturias, Javier Fernández, ha afirmado ante la posibilidad de renovar la Constitución, que hay que «reformarla porque es la mejor manera de defenderla». Fernández ha dicho que para reformar la Constitución hay que encontrar el consenso que hubo hace 38 años para aprobarla, añadiendo que el texto tiene que dejar claro que «hay una sola nación y una sola ciudadanía», y que «no hay otro significado que el que plantea el artículo 2 de la Constitución y nosotros no proponemos cambiarlo».

Este posicionamiento puede entrar en conflicto con las pretensiones del PSC. Este lunes el primer secretario de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, y el presidente socialista de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, defendieron conjuntamente la necesidad de una reforma inmediata de la Constitución. De hecho, Iceta en la celebración del 13è Congreso del partido, el pasado mes de noviembre, dijo que «Cataluña quiere ser reconocida como nación, pero en esta definición no hay ningún tipo de riesgo para la unidad de España ni para la fraternidad de los españoles».

Desde Podemos se han levantado las voces más beligerantes, dentro del Congreso de los Diputados, con el debate de la reforma de la Constitución. El secretario general de Podemos, Pablo Echenique, ha acusado a los «constitucionalistas» de «violar permanentemente los derechos recogidos en la Carta Magna». Su compañera de filas, Carolina Bescansa, añadió que «hay enormes niveles de injusticia social» con lo cual queda claro que la actual Constitución no funciona.

Podemos pide una reforma de la Constitución que resuelva problemas como el de la soberanía de la nación, pidiendo también un nuevo articulado que dé respuesta a las demandas de la mayoría social, afirmando que «cada nación tiene que decidir como se expresa su relación con el conjunto del país», en clara referencia al derecho a decidir que defienden desde Podemos y, evidentemente, los partidos independentistas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides