El infierno del [email protected]

El 'big data', el nuevo maná, se está haciendo precarizando puestos de trabajo

«Hazte informático, hijo, que en eso siempre tendrás trabajo»… Esta letanía que las madres repetían una y otra vez ahora se ha convertido en una pesadilla. Las TIC están en crisis. Han vivido una burbuja, como la inmobiliaria en la que las grandes consultoras lo acaparaban todo. Ahora eso se ha traducido en horarios infernales, sueldos bajos y de postre… despidos.

El [email protected] está viviendo un goteo de cierres y despidos, de manera silenciosa pero imparable, de las empresas de consultoría informática, las TIC, que se instalaron en la zona. El Poblenou, el que había sido el Manchester catalán, sufrió la agonía del textil y el metal y después se reconvirtió en el [email protected], la joya de la corona del Ayuntamiento de Barcelona que tenía que ser el Silicon Valley catalán… Ahora se está transformando en un refugio hipster y gentrificado a la espera de que la burbuja estalle definitivamente.

Las TIC tenían que ser la salvación de la crisis: empleo de calidad, empresas tecnológicamente muy avanzadas, no contaminantes… pero con una parte que se ha vuelto muy oscura. Después de años de bonanza, las empresas han empezado a reducir el capítulo de las nóminas y ello ha implicado recortar sueldos y echar gente a la calle.

Pongamos un poco de perspectiva. Todo en nuestra vida está controlado por un ordenador: bancos, seguridad social, empresas, gobiernos, ocio… Una caída masiva de los sistemas nos sumiría en un caos del que difícilmente podríamos salir indemnes. Y todo está en manos de los obreros de la informática, que hacen un trabajo imprescindible, pero que está dejando de ser importante para las corporaciones que se reparten beneficios multimillonarios a expensas de sus trabajadores.

«No son conscientes, o no lo quieren ver, que podemos paralizarlo todo, pero juegan con el miedo de los trabajadores de perder su puesto de trabajo. Es un sector puntero, que incluso podría detener a la banca, porque los cajeros y todo dependen de ellos. Queremos un convenio puntero porque somos un sector puntero», explica Cristina Soto, responsable de CCOO para las TIC.

El sector tecnológico es uno de los que está experimentando un mayor crecimiento. El Big Data es el nuevo maná y todo el mundo quiere subirse al carro, pero se está haciendo, en muchos casos, a expensas de precarizar los sueldos y aumentar el número de horas trabajadas. Para poner un ejemplo, España es de los pocos lugares de Europa donde un ingeniero de telecomunicaciones gana un sueldo de 1.200 euros. Mano de obra cualificada, muy cualificada, a la que están pagando sueldos por debajo de la media.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA  EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides