Nueva victoria de Núñez en la ‘guerra’ de Sant Cugat

El TSJC anula la modificación del Plan General Metropolitano en la zona de la Torre Negra
conesa
conesa

El grupo Núñez y Navarro acaba de conseguir una nueva victoria judicial en el larguísimo pleito que mantiene con el ayuntamiento convergente de Sant Cugat del Vallès por el proyecto de urbanización de la zona de la Torre Negra. La sección 3ª de Sala del contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha dictado la anulación de la modificación del Plan General Metropolitano (PGM) aprobada por la consejería de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat en 2012 y que convertía los terrenos del área de la Torre Negra en no urbanizables.

Esta es la sentencia número 24 que emite el TSJC sobre diferentes aspectos de este litigio urbanístico. Y cabe decir que todas ellas han dado la razón al grupo Núñez y Navarro, que compró una parte de estos terrenos en 1985, puesto que el PGM los había calificado de urbanizables no programados y, por lo tanto, eran aptos para desarrollar un proyecto inmobiliario. Pero Convergència, en el gobierno de la ciudad desde 1987, siempre se ha opuesto radicalmente a las legítimas pretensiones de la empresa del ex-presidente del Barça. El Tribunal Supremo también se ha pronunciado en 18 sentencias a favor de las tesis del grupo Núñez y Navarro.

En la última sentencia, el TSJC anula la modificación urbanística impulsada por la Generalitat -en tiempo en que Lluís Recoder, ex-alcalde de Sant Cugat, era consejero de Territorio y Sostenibilidad- con el argumento que, en realidad, se trata de una «revisión» encubierta del PGM y que la administración competente no es la Generalitat, sino el Área Metropolitana de Barcelona. La zona de la Torre Negra ocupa un total de 159 hectáreas, de las cuales Núñez y Navarro sólo pretende urbanizar las que están pegadas al casco urbano de la ciudad. El edificio histórico de la Torre Negra y los bosques que lo rodean no están afectados por el proyecto constructivo.

En el trasfondo de este larguísimo conflicto urbanístico y judicial está la animadversión personal del ex-presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, contra el ex-presidente del Barça, Josep Lluís Núñez, que siempre había defendido la independencia del club ante los intentos convergentes de controlarlo. Sólo esta «tirria» política explica que el ayuntamiento de Sant Cugat -que ha dado permisos de construcción de miles de pisos nuevos durante los últimos 30 años- haya boicoteado, de todas las maneras imaginables, el proyecto inmobiliario de Núñez y Navarro en la zona de la Torre Negra. La maniobra de la alcaldesa Mercè Conesa de incluir estos terrenos dentro del parque natural de Collserola también ha sido invalidada por el Tribunal Supremo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides