Colau acumula frentes abiertos

Las competencias de Sanz y la relación con ICV se suman a la presión de la oposición y de los huelguistas de TMB
colau sanz
colau sanz

El Ayuntamiento de Barcelona ha efectuado cambios en el reparto de responsabilidades que afectan a la cuarta teniente de alcalde y una de las principales figuras de ICV en el Consistorio, Janet Sanz.

Fuentes municipales señalan que el relevo de Sanz al frente de Foment de Ciutat SA, que a partir de ahora presidirá la alcaldesa Ada Coláis, es una modificación meramente organizativa, si bien otras voces, en este caso fuentes ecosocialistas, ven algo más en movimientos como estos.

Estas fuentes, según el diario El Español, dicen que el relevo provocó un choque entre Colau y Janet Sanz y que la tensión se extiende también a Laia Ortiz, otro miembro de peso de ICV en el Ayuntamiento barcelonés. La alcaldesa, según este informador, intenta apartarlas de la primera línea.

Además, Sanz y Ortiz encabezan el Consorcio del Besòs, pero en la presentación del eje Besòs, la cuarta teniente de alcalde no ‘apareció en la foto’. Oficialmente, el Ayuntamiento niega que se haya apartado a Sanz de esta iniciativa, de la que se considera que es una impulsora principal, si bien, según fuentes del Consorcio citadas por el mismo digital, sólo se enteró gracias a trabajadores de esta entidad del acto de Colau con alcaldes en presencia de la prensa.

Justo es decir, en cualquier caso, que el acuerdo con el que ICV se sumó a la candidatura liderada por Colau, Barcelona en Común, no fue muy recibido por un sector de ICV, formación que está siendo desposeída de su espacio electoral.

TMB y MWC
Fricciones internas al margen, a Colau se le ha acumulado trabajo durante los últimos días. «Honestamente: no ha sido una semana fácil», reconoce la alcaldesa en un texto publicado en Facebook donde explica su actuación para tratar de evitar, sin éxito, la huelga del servicio de metro durante la celebración del Mobile World Congress, así como su versión de los hechos.

Colau ha chocado particularmente con la CGT, que está desplegando un buen puñado de reproches dirigidos contra ella, la cúpula de Transportes Metropolitanos de Barcelona y la Generalitat.

Este sindicato acusa al Gobierno catalán y al Ayuntamiento barcelonés de intentar sabotear la huelga del metro esgrimiendo razones medioambientales, de seguridad y movilidad que tildan de «mentiras groseras». Otro de los grandes reproches de la CGT es la falta de transparencia y, en particular, los «salarios ocultos» del personal fuera de convenio.

Según explica una fuente de CGT y TMB a EL TRIANGLE, sólo es posible, a partir de los datos publicados, obtener la media de gasto que supone un alto cargo: 90.000 euros, incluyendo en este importe el gasto en Seguridad Social. Pero no todos los sueldos.

Aquellos emolumentos que sí que se han difundido, eso sí, indignan a estos representantes de los trabajadores, que citan particularmente los casos de Enric Cañas, consejero delegado de TMB, (105.000 euros) y Pau Noy, adjunto del consejero delegado, cargo de nueva creación de BComú (60.000 euros). De estas remuneraciones se ha hecho eco el regidor de la CUP Josep Garganté, vocal del consejo de administración de TMB y conductor de autobuses, que ha difundido en Twitter una imagen de la alcaldesa Clau caracterizada como Pinocho y ha pedido dimisiones en la cúpula de TMB.

El misterio Rakosnik
Otro de los enigmas de TMB es la situación laboral actual de la esposa del ex presidente catalán Artur Mas. Cómo reveló EL TRIANGLE, Helena Rakosnik ha tenido una plaza de parking a nombre de la Generalitat a su disposición. Una fuente sindical a TMB asegura que no consta nada en cuanto a la situación de Rakosnik, a la que no se ha visto prácticamente nunca últimamente en su supuesto puesto de trabajo. Da como seguro, eso sí, que «tiene una excedencia o un arreglo» y señala que lo más grave no es «que lo tenga con CDC», sino que «lo mantenga con [el Gobierno de] Colau». La plaza de parking, explica TMB a EL TRIANGLE, «la asignó la Generalitat» y no TMB.

«No es posible»
La alcaldesa Colau, por su parte, defiende la gestión del conflicto laboral aduciendo que «TMB ha ofrecido mejoras en todos los aspectos planteados por los sindicatos: mejora salarial, reducción de la temporalidad y mejoras en la transparencia de la empresa». Añade, sin embargo, que «no es posible dentro de la capacidad presupuestaria limitada de TMB» aceptar las demandas de los trabajadores.

La mayoría de la oposición, en cambio, dice que no ha hecho bastante para evitar la huelga. Pide explicaciones sobre sus actuaciones y el mantenimiento de las negociaciones para impedir futuras paradas al transporte público.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides