Canga, exalcalde de Sant Adrià, imputado por prevaricación

La Justicia investiga si concedió irregularmente la explotación de una zona de ocio a un empresario
jesus canga
jesus canga

El Juzgado de Instrucción número 2 de Badalona ha aceptado investigar si Jesús Canga, alcalde de Sant Adrià de Besòs entre 1996 y 2013, cometió delitos de prevaricación y estafa relacionados con la concesión de la explotación de una zona de ocio.

A raíz de la admisión de la querella presentada por San Adrià Beach 2012 SL, sociedad que gestionó proyectos de ocio instalados en aquella zona, también han sido imputados el empresario Emilio Fernández -una sociedad suya, Gimesport, recibió la concesión de la explotación- y Marta Gibert, secretaria del Consejo Comarcal del Barcelonès (CCB), ente propietario de los terrenos que, al igual que el Ayuntamiento de Sant Adrià, es responsable civil subsidiario.

Los tres imputados declararán el 5 de octubre y entre los citados como testigos están el empresario Carlos Díez, impulsor de la querella, y Jaume Vendrell, gerente del CCB.

Un caso destapado por EL TRIANGLE
Las presuntas irregularidades en la gestión del espacio de las antiguas piscinas de Sant Adrià fueron publicadas por EL TRIANGLE en las ediciones del 5 de agosto y el 16 de octubre de 2014 (núm. 1155 y 1159, respectivamente).

La querella admitida por el juzgado señala que el Ayuntamiento de Sant Adrià autorizó a Gimesport a explotar una zona de ocio propiedad del Consejo Comarcal -ambos entes los encabezaba Canga- y que el empresario Fernández la subarrendó, algo no permitido y que Canga sabía. Este empresario, según la querella, se embolsó 190.000 euros el 2009 gracias a la explotación del espacio de ocio por parte de terceros.

Los proyectos de ocio desfilaron verano tras verano en esta ubicación, donde se acabó instalando L’Atlàntida, del grupo Amnesia. En 2009, Gimesport subarrendó el espacio a Marina Entertainment, de la cual es socio Díez, quien asegura que Canga ocultó la competencia del CCB sobre los terrenos.

En 2012, varios empresarios, entre ellos Díez, crearon San Adrià Beach 2012 SL para facilitar la explotación de la concesión que Fernández había obtenido hasta 2017. Según los querellantes, Canga y Fernández pidieron dinero a San Adrià Beach 2012 SL para permitirla explotar el espacio de ocio.

En aquel momento irrumpió en escena el poderoso empresario Martín Ferrer, amo de Amnesia. El Ayuntamiento retiró entonces la concesión a Gimesport aduciendo que no lo estaba explotando directamente y los empresarios subarrendados reclamaron su inversión.

Gimesport, por su parte, reclamó una indemnización de la que, supuestamente, una parte tenía que corresponder a San Adria Beach 2012. Cómo publicó EL TRIANGLE, en el audio de una conversación telefónica (aportada al juzgado) se puede escuchar a la secretaria del Consejo Comarcal del Barcelonès, Marta Gibert, indicar que Gimesport, como poseedora de la anterior concesión, sería la receptora de la compensación. Además, Gibert proponía que las partes cerraran el conflicto con el nuevo concesionario -Martín Ferrer- ‘en B’: «Si se paga en negro y no hay impuestos, y gratis, bienvenido sea».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides