Los daneses de Falck se lo comen todo

Un juzgado de Reus y la fiscalía de Barcelona meten la nariz en los concursos adjudicados a Falck, que se puede quedar la mitad del negocio de las ambulancias
falck
falck

Falck es una multinacional danesa, un monstruo en el sector de los servicios de seguridad, bomberos y de ambulancias que se está comiendo los concursos públicos de la Generalitat con tanta voracidad que levanta muchas sospechas: no sólo por parte de las empresas de la competencia, que están perdiendo las concesiones, sino también en la Fiscalía de Barcelona, que investiga las adjudicaciones de los servicios de bomberos de los aeropuertos de Reus, Alguaire y la Seu; así como en el Juzgado de Instrucción número 3 de Reus, que indaga, en una pieza separada del caso Innova, sobre el concurso del servicio de ambulancias públicas, del que Falck ha sido la gran ganadora. Pero si la multinacional danesa levanta sospechas por la forma en la que se impone en las licitaciones públicas, también levantan los departamentos de la Generalitat que convocan estos concursos, empezando por el del consejero Boi Ruiz.

Una rama del caso Innova
El juez Diego Álvarez de Juan, titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Reus, abrió hace un año una pieza separada del caso Innova para investigar los movimientos empresariales en torno al concurso del servicio de transporte sanitario de Catalunya convocado por el departamento de Salud. Se trata de la licitación más grande de la legislatura, dotada con 2.130 millones de euros por los próximos diez años. Cuando hace unos días se abrieron las plicas económicas, Falck presentó las mejores ofertas en 6 de los 13 lotes con los que la Generalitat ha dividido el pastel de las ambulancias públicas de Catalunya.

A raíz de los resultados de este concurso, aún pendiente de revisión, se ha despertado en círculos políticos y empresariales el interés por la pieza separada -la número 7- del caso Innova sobre el sector de las ambulancias, que tiene su origen en la documentación incautada por la Guardia Civil en el domicilio particular de Josep Prat, ex director general del grupo de empresas Innova y ex presidente del Instituto Catalán de la Salud (ICS) hasta 2012, un cargo este último al que llegó por decisión del consejero Boi Ruiz.

En el registro que se efectuó en casa de José Prat en febrero de 2013, los agentes encontraron documentos donde se perfilaba parte de un futurible mapa del transporte sanitario de Catalunya, con una anotación manuscrita en la que se lee «los daneses» como gestores del servicio de ambulancias del Vallès Occidental y del Oriental, comarcas en las que, precisamente, se han impuesto los daneses de Falck en el concurso que ha convocado el departamento de Salud dos años después. También hay una anotación manuscrita en la que se lee «Bonomi», que es el apellido de la familia que controla el fondo de inversión Investindustrial, propietario de Transport Sanitari de Catalunya (TSC), que se ha impuesto en solitario o mediante uniones temporales de empresas (UTE) en 4 de los 13 lotes del concurso.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides