Panrico ya ejecuta despidos en Santa Perpètua

El papel de la Generalitat decepciona a los trabajadores
panrico mani
panrico mani

La mayoría de los trabajadores de Panrico en Santa Perpètua de Mogoda no aceptaron la semana pasada la propuesta de la empresa de reducir de 133 a 80 los despidos en esta planta, y el ERE se ha empezado a ejecutar. Panrico ya ha comunicado vía burofax los primeros despidos y ha manifestado que no comprende la negativa de los trabajadores, que «no queda más recorrido» y que procede a efectuar los 133 despidos previstos.

Ginés Salmerón, presidente del comité de empresa, espera que esos despidos sean declarados nulos como los que se produjeron antes de la sentencia de la Audiencia Nacional que tumbó sólo 156 de los 745 despidos del ERE. En ese sentido, el recurso de los trabajadores se basará en que se ha rescindido el contrato de 38 personas, hecho que consideran un trato diferente dentro de un mismo expediente.

El ERTE
Por otro lado, el ERTE, que afecta toda la plantilla de Santa Perpètua, también se ha empezado a aplicar. La empresa dice que no retomará la producción hasta que no consideren terminadas las tareas de limpieza y acondicionamiento, mientras que los trabajadores creen que no hace falta tanto tiempo como dice Panrico: afirman que la empresa utiliza estas tareas como excusa para ahorrarse sueldos.

Una «perversa» bolsa de trabajo
Fuentes sindicales han detallado a EL TRIANGLE aspectos menos conocidos del ERE. Según explican, Panrico les exigía, junto al ofrecimiento de reducir a 80 los despedidos, que retiraran las demandas judiciales, lo cual dejaría a los trabajadores ya despedidos sin defensa. También denuncian que la inscripción en la bolsa de trabajo incluida en el ERE posibilitaría que el trabajador despedido fuera contratado para hacer un trabajo similar cobrando, eso sí, de su propia indemnización (es decir, sin coste adicional para la empresa). Creen, además, que la Justicia puede acabar tumbando los casos de despidos en los que se ha efectuado el pago en diferido, modalidad que generaría improcedencia.

El papel de la Generalitat en el conflicto de Panrico a Sta. Perpètua ha decepcionado a los trabajadores: consideran que ha amparado la posición de la empresa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides