Salud cierra camas de hospitales públicos para derivar los pacientes a la privada

Motín en Bellvitge para evitar los recortes de presupuesto
Rebel·lió a Bellvitge
Rebel·lió a Bellvitge

La estrategia del Gobierno catalán, con el visto bueno de ERC, es recortar el presupuesto de los hospitales públicos para que tengan que cerrar camas y puedan derivar los pacientes a centros privados donde tienen servicios contratados. Los de Bellvitge al Sagrado Corazón y al Hospital Plató de Sarriá. Los de Can Ruti al hospital General de Cataluña. Pacientes y personal sanitario se han rebelado contra las prácticas del Departamento que dirige Boi Ruiz.

Seis días de motín en el hospital de Bellvitge para evitar el cierre de 206 camas este verano. Salud quiere recortar once millones del presupuesto de uno de los centros con más actividad de Cataluña. Teresa Fuentelsaz médica del hospital y vicepresidenta médicos de Cataluña, avanza que con el recorte «no se podrá trabajar».

El centro con las listas de espera más largas de Cataluña, de los que más visitas recibe por la densidad de población de la zona, mantiene más de 250 camas estructurales cerradas y pierde una media de seis quirófanos al día. «La única manera de resistir es cerrar plantas, despedir personal y contratar en precario», lamenta la médica.

El mismo panorama se augura a Can Ruti, donde los sindicatos denuncian que Salud cierra plantas para poder derivar los pacientes al Hospital General de Cataluña, propiedad de ICD Salud, una de las empresas sanitarias más grande de Europa.

Los sindicatos lamentan la práctica del Gobierno, de reducir presupuesto en los centros públicos y aumentar la compra de servicios sanitarios a empresas privadas, que se está generalizando en toda Cataluña.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides