El Tribunal Supremo desautoriza a los jueces y fiscales de Palma

¿De que sirve luchar contra la corrupción si después el Tribunal Supremo se muestra muy benevolente con los políticos que han sido pillados 'in fraganti'?
Tribunal Suprem
Tribunal Suprem

La Audiencia de Palma se ha convertido en el epicentro de la lucha judicial contra la corrupción en España. Gracias a la gran tarea de magistrados como José Castro y fiscales como Pedro Horrach, la impunidad de la clase política ha quedado enterrada. Pero lo que se descubre y se condena en Palma, después se tapa y se absuelve en Madrid.

 

Lo acabamos de comprobar con la sustancial reducción de la condena que la Sala Segunda del Tribunal Supremo ha aplicado al expresidente de las Islas Baleares y exministro de Medio ambiente, Jaume Matas, en una de las piezas separadas del caso Palma Arena. Salió de la Audiencia de Palma con una pena de seis años de prisión por sus trapicheos con el periodista Antonio Alemany (tráfico de influencias, malversación, prevaricación, falsedad en documento público y fraude a la Administración) y en Madrid se lo han rebajado a dos años con lo cual elude, de momento, el ingreso a la cárcel.

 

Pero lo que en realidad se está dirimiendo en este pulso entre la Audiencia de Palma y el Tribunal Supremo es la resolución final que tendrá el sumario de más morbo y trascendencia que actualmente instruye el magistrado José Castro, el caso Nóos. Iniciado como pieza separada del caso Palma Arena, el escándalo tiene en primer plano Iñaki Urdangarin, su exsocio Diego Torres y a las mujeres de los dos imputados.

 

MÁS INFORMACIÓN EN LA VERSIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides