La próxima presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, cree que los escaños vacíos de Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y Toni Comín en el Parlamento Europeo no son una cuestión política. "No es una cuestión de sentimiento, o una cuestión de opinión o política, sino que es en gran medida una cuestión jurídica", ha asegurado la alemana a preguntas de La Vanguardia en una entrevista conjunta con el Süddeutsche Zeitung, Le Monde, The Guardian y La Stampa, del Grupo Europa de diarios europeos.

Según relata La Vanguardia, Von der Leyen ha mostrado "cierta incomodidad" al ser preguntada por los tres eurodiputados electos e inicialmente ha planteado si era pertinente una pregunta "tan detallada". "Para ser sincera, no he podido mirar el asunto en profundidad", ha dicho.

Con todo, ante el recordatorio que hasta 10.000 personas se manifestaron en Estrasburgo durante la sesión constitutiva del nuevo parlamento, Von der Leyen ha apuntado que no era una cuestión política.