TV3 no exige a las productoras contratadas para realizar programas de contenido informativo o con contenidos políticos evidentes como FAQS o Està passant que cumplan los valores profesionales del libro de estilo de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA). En cambio, sí que las obliga a "respetar y aplicar los criterios y la normativa lingüística establecidos en la CCMA", según consta en los contratos firmados por la Corporación con las productoras 'El Terrat de Produccions y Minoria Absoluta, responsables de estos programas.

Así consta en los contratos que la directora en funciones de la CCMA, Núria Llorach, hizo  llegar a la diputada socialista Beatriz Silva, el pasado 28 de octubre. Silva había preguntado reiteradamente a Llorach en la Comisión de Control de la CCMA en el Parlamento de Catalunya si en estos contratos figuraba la obligación de cumplir con los criterios éticos aplicados a los profesionales de los medios de comunicación públicos de la Generalitat tal y como figuran en el libro de estilo de la CCMA. Llorach no ha respondido directamente pero el redactado de los contratos permite constatar que su Libro de Estilo no se aplica a estos programas y los profesionales que trabajan.

Esta información se ha conocido coincidiendo con la denuncia de tres sindicatos de mozos de escuadra contra Toni Soler, propietario de Minoria absoluta y presentador del programa Està passant después de que en una de sus emisiones se refiriera a este cuerpo como "putos perros de mierda". Hay que suponer, por otro lado, que al departamento lingüístico de TV3 le pareció correcto la expresión utilizada para Soler para insultar a la policía autonómica.

El Manual de uso del Libro de estilo indica, en el apartado Expresiones públicas de los profesionales de la CCMA, que "no pueden hacer manifestaciones públicas que comprometan la imparcialidad de nuestros medios" o "emitir mensajes o comentarios ofensivos o despectivos". Y especifica que "nuestros profesionales cumplen estas normas cuando participan en blogs, redes sociales y otras formas de divulgación de contenidos, tanto bajo el paraguas de nuestros dominios como en espacios ajenos o personales. También cuando expresan su opinión en artículos periodísticos, tertulias o entrevistas en otros medios, entre otros". Normas que no tienen que cumplir ni Toni Soler ni su compañero del programa Està passant, Jair Domínguez, ni los trabajadores del FAQS. Y no lo hacen.