Pocas horas después de la sesión constitutiva del Congreso, el PSOE y Esquerra se han vuelto a reunir para intentar desbloquear la investidura de Pedro Sánchez. Al acabar la reunión, las delegaciones de los socialistas y los republicanos han emitido un comunicado conjunto en que coinciden que en Cataluña hay "un conflicto político" y que hay que "resolverlo políticamente".

En el comunicado, muy breve, los dos partidos constatan que tienen "una sensibilidad social compartida" en la recuperación de derechos civiles, laborales y sociales.

Los equipos negociadores de los dos partidos son los mismos que en la anterior reunión: Marta Vilalta, Gabriel Rufián y Josep Maria Jové, por parte de los republicanos; y José Luis Ábalos, Adriana Lastra y Salvador Illa por parte socialista.

Después de la reunión del jueves de la semana pasada, los equipos negociadores han retomado el diálogo el día siguiente que Sánchez dejara la puerta abierta a una investidura en enero. El PSOE llega al encuentro asumiendo que Esquerra tiene menos prisa que ellos para llegar a un acuerdo.

El encuentro ha empezado poco antes de las seis de la tarde, cuando ha llegado Lastra del hospital, después de una caída en el Congreso. Los negociadores se volverán a reunir el 10 de diciembre.

Por otro lado, la reunión entre el PSOE y JxCat, programada para antes de la republicana, se ha tenido que aplazar porque la portavoz socialista, Adriana Lastra, estaba en el hospital.