Los grupos de Junts per Catalunya, Esquerra Republicana y la CUP han registrado en el Parlamento de Cataluña una propuesta de resolución con la que pretenden desafiar al Tribunal Constitucional, ya que se reafirman en la intención de debatir en el pleno sobre el derecho de autodeterminación y reiteran su reprobación al jefe de Estado, Felipe VI de Borbón.

Estos grupos parlamentarios, favorables al proceso independentista, consideran que las advertencias del Constitucional son "coacciones de los poderes del Estado" y pretenden aprobar una resolución que manifiesta que el Parlamento catalán "reitera y reiterará tantas veces como lo quieran los diputados y las diputadas, la reprobación de la monarquía, la defensa del derecho a la autodeterminación y la reivindicación de la soberanía del pueblo de Cataluña para decidir su futuro político".

Este texto, sin asumir concretamente la propuesta de referéndum del presidente Quim Torra, insta al gobierno catalán a "promover las iniciativas políticas, sociales e institucionales que sean necesarias en el ámbito nacional, estatal e internacional para alcanzar una solución democrática al conflicto político entre Cataluña y España".

La resolución no ha sido tramitada por la vía urgente, de manera que no se votará en el pleno de este miércoles, sino en el siguiente, que se celebrará después de las elecciones generales del 10 de noviembre.