El diputado de JxCat, expresidente de la ANC, actualmente preso en Lledoners, Jordi Sànchez, ha dicho que la declaración unilateral de independencia del 27-O fue un "acto erróneo" fruto de la falta de comunicación y de confianza entre el Gobierno catalán y el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

En una entrevista al diario 'El Independiente', Sànchez ha remarcado que había disposición desde la Generalitat de convocar elecciones si no se aplicaba el 155 y ha añadido que fue una "mala gestión".

Por otro lado, ha exigido la absolución y ha dejado muy claro que si lo condenan no pedirá ningún indulto porque es una cuestión de "dignidad y de coherencia".

Para Sànchez si la sentencia se percibe como injusta, todo será más difícil y la justicia europea tendrá que tener la última palabra. En este sentido, ha avisado que la sentencia del Supremo puede generar "gran indignación social".

Preguntado sobre cómo imagina Cataluña en 10 años, ha asegurado que la ve independiente, con la celebración de un referéndum de autodeterminación y con el conflicto político resuelto. A pesar de esto, ha puesto en entredicho que la independencia se pudiera ganar en un referéndum. "Por ahora no veo evidente que ganara el sí", ha admitido.

En cuanto a su situación personal, en 10 años ha dicho que se ve en la calle, libre y "disfrutando de la vida".