Sánchez defiende la amnistía como una «política de Estado» y cree que el verificador es necesario para superar desconfianzas

El presidente del Gobierno central admite que la ruptura entre Sumar y Podemos obliga al PSOE a "negociar más" pero no ve en riesgo la estabilidad

El presidente del gobierno central, Pedro Sánchez, detalla cuáles serán los miembros de su gobierno (Pool Moncloa / José Manuel Álvarez)

El presidente del Gobierno de España ha defendido este miércoles la amnistía como una «política de Estado» que es «necesaria», ha dicho, y que se debía adoptar tarde o temprano por el bien de la «convivencia». En una conversación informal con la prensa después del acto institucional del aniversario de la Constitución, ha admitido que una mayoría de los ciudadanos no entiende o tiene «dudas» sobre la medida, pero se ha mostrado convencido de que, al igual que con los indultos, «el tiempo pondrá todo en su lugar». También ha señalado que en el encuentro entre el PSOE y Junts en Ginebra se acordó la «metodología» de la negociación, y cree que el verificador es un actor necesario para superar la «desconfianza» entre las formaciones.

El presidente del Gobierno central ha admitido que es necesario hacer pedagogía sobre la amnistía y ha recordado que estaba en juego la posibilidad de que en el Estado hubiera un Gobierno progresista liderado por el PSOE o uno «reaccionario». La medida, ha dicho, implica «altura de miras» para «contribuir entre todos a la convivencia» y supone también la superación de «derivadas judiciales» que afectan a «cientos de personas» para poder «volver a la política».

En este contexto, Sánchez ha acusado al PP y a Vox de intentar aprovechar esta cuestión para crear un ambiente político de «dramatismo». El PP, según el presidente, «corre una maratón como si fuera una carrera de 100 metros», en una estrategia que considera «cuestionable» desde el punto de vista político.

(Visited 24 times, 1 visits today)
Facebook
Twitter
WhatsApp

avui destaquem

Deja un comentario