Twitter vuelve a decidir la política al Gobierno catalán

Durante mucho –demasiado– tiempo, lo que las redes sociales, y especialmente Twitter, sentenciaba, condicionaba mucho la vida política catalana. Durante mucho tiempo, si una decisión política provocaba ajetreo y unos tuits en contra, una gran virulencia criticándola y una avalancha de insultos y exabruptos desde perfiles anónimos, había políticos que daban marcha atrás. Toda Cataluña recuerda las idas y venidas con la DUI en función, entre otras cosas, de las valoraciones de los tuiteros en cada momento.

Con la caída en desgracia del Gobierno de Quim Torra parecía que esta tendencia había quedado arrinconada. La formación del nuevo ejecutivo y la presidencia de Pere Aragonès apuntalaba esta idea. Pero la visita del rey Felipe VI en Barcelona hizo volver a viejas prácticas. Después de que Aragonès delegara su presencia en una cena con el monarca en el vicepresidente, Jordi Puigneró (JxCat), después de que su equipo confirmara a la prensa que iría y después de que la portavoz del Gobierno anunciara la asistencia con normalidad, Twitter puso en marcha la maquinaria para tildar de traidor y botifler al vicepresidente por sentarse a la mesa con el rey de los españoles. Para sorpresa de muchos, las redes volvieron a condicionar la política: Jordi Puigneró dio marcha atrás, renunció a ir y Aragonès le aceptó la renuncia.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides