La Generalitat encontró en Eslovenia el aliado clave para lograr la independencia

En cambio, las intensas gestiones para conseguir fondos en la City de Londres y en Noruega no fructificaron

El presidente Quim Tuesta con el de Eslovenia
El presidente Quim Torra con el de Eslovenia

El Gobierno catalán recorrió toda Europa durante años recabando apoyos para la independencia, entrevistándose con altos cargos de administraciones extranjeras e intentando tener conversaciones directas con mandatarios de otros países, si bien este último objetivo no es logró, puesto que nadie quiso recibir a los representantes de la Generalitat. La secesión que pregonaba el Gobierno catalán, en cambio, sí que tuvo cierto eco en países “jóvenes” que habían pasado por circunstancias traumáticas, como guerras civiles.

Un informe de la Guardia Civil datado el 19 de junio del 2018 explica que se encontró abundante documentación de los viajes realizados por altos cargos de la Generalitat al extranjero “con el objetivo de reunirse con personalidades políticas de terceros países, directivos de entidades bancarias que operaban a nivel internacional, responsables de fondos de inversión especializados en la adquisición de deuda soberana, así como con las sociedades de calificación de la deuda pública (agencias de rating). Gracias a esta documentación, se ha podido determinar que todas estas reuniones tuvieron como objetivo tratar cuestiones vinculadas con la futura financiación exterior de una Cataluña independiente”.

Uno de los países que más atraía a la cúpula del proceso era Eslovenia, que después de una declaración de independencia el junio del 1991 mantuvo un conflicto armado con el Gobierno de Yugoslavia que causó un centenar de muertos. A este país balcánico se refirieron en varias ocasiones los “padres del proceso”, especialmente el ex presidente Quim Torra y el ex eurodiputado Ramon Tremosa.

Algunos de los protagonistas de la independencia de este país balcánico fueron los que acogieron la idea de la secesión de Cataluña con más entusiasmo. Durante los registros en las sedes de la Generalitat el día 20 de septiembre del 2017, la Guardia Civil encontró abundante documentación de los viajes por toda Europa, de cabo a rabo: Londres, Flandes, Irlanda, Noruega, Eslovenia…

Del 20 al 22 de noviembre del 2016, el entonces secretario de Hacienda, Lluís Salvadó, hizo un viaje a Flandes, acompañado de Eduard Vilà, director de la Agencia Tributaria de Cataluña (ATC) y de Jordi Boixareu, director del programa para la organización y la modernización del sistema tributario. En Bruselas se reunieron con altos cargos del Gobierno regional flamenco para estudiar “el desarrollo del sistema aduanero y catastral que el Gobierno belga estaba implementando en su territorio para intentar replicarlo en Cataluña”.

La visita despertó el interés de los investigadores policiales, especialmente porque más tarde, en sede judicial, el director de proyectos estratégicos del CTTI, Jordi Lázaro, afirmó que el entonces director de Proyectos de esta entidad pública, Sergi Marcén, mostró el 2016 mucho interés por las estructuras de Estado que podía tener Flandes, “y entre éstas mencionó el catastro, Hacienda, aduanas/aeropuertos y Seguridad Social”. El informe de la Guardia Civil añade: “Esta respuesta resulta especialmente interesante, puesto que precisamente en este informe se han incluido varios documentos que muestran la clara intención de los responsables de la secretaría de Hacienda de la Generalitat de crear un catastro catalán totalmente desvinculado del español, así como una Administración Tributaria Catalana propia e independiente de la española, la cual en numerosos documentos viene identificada como una estructura de Estado de la nueva República catalana”.

El fichaje de Ana Stanic

Pero al margen de las cuestiones puramente económicas, la estrategia política era más importante en aquellos momentos, puesto que se trataba de entender cómo desbordar la legalidad vigente y que este desbordamiento tuviera eco internacional. Aquí es donde los viajes a Eslovenia adquieren más importancia. Los días 9 y 10 de enero del 2017, los que salen de Cataluña hacia el país balcánico son Pere Aragonès, secretario de Economía, Natàlia Guix, directora general de Análisis de Vicepresidencia, Adam Casals, embajador de la Generalitat en Austria, y Ana Stanic, una abogada eslovena experta en derecho comunitario.

Ana Stanic, con despacho en Londres, salió de Barcelona hacia Venecia y consta que después voló de Liubliana, la capital eslovena, a la city británica. Estos desplazamientos fueron sufragados por la Generalitat. Este viaje es sumamente importante no solo por la presencia de Stanic, cuyo padre había sido uno de los primeros mandatarios de la Eslovenia independiente, sino porque se establecieron algunos contactos para que altos cargos de aquel país ayudaran a Cataluña, desde la sombra, en el proceso de secesión.

Un documento de Vicepresidencia de la Generalitat que resume el contenido del viaje y lo que se trató con cada uno de los interlocutores tiene dos anotaciones finales de gran interés para los investigadores: “Varios expertos mostraron su disponibilidad a ayudarnos. Posibles contactos como valiosos asesores externos serían France Arhar y Mojmir Mrak”. France Arhar fue el primer gobernador del Banco Central de Eslovenia, del 1991 al 2001, y en el momento de este viaje era director del Bank Association of Slovenia. Mojmir Mrak fue el jefe de las negociaciones para la entrada de este país en la UE.

El documento revelaba también que “el gobernador actual del Banco de Eslovenia mostró su total disposición a apoyarnos cuando el Consejo de Gobierno del BCE trate el caso de Cataluña. También a ayudarnos en la transferencia de conocimiento o de sistemas de información. Comentó que consideraba apropiado mencionar el encuentro con Cataluña en la próxima reunión del Consejo de Gobierno del BCE (este consejo está formado por los gobernadores de los bancos centrales que forman la zona euro y se reúne cada 15 días en Frankfurt)”. Se trataba de Bostjan Jazbec, con quien Pere Aragonès se entrevistó el 10 de enero a las 8.30 de la mañana en su despacho oficial. Después, el dirigente catalán mantuvo otra reunión con Matjaz Noc, director del departamento de Estadística del Banco Central esloveno.

En las notas incluidas en el resumen del viaje, Aragonés escribió: “Estarían absolutamente dispuestos a ofrecernos asistencia técnica”. Y recogía las recomendaciones que le había hecho Jazbec: “Un futuro Banco Central Catalán tendrá que poder hacer ciertas tareas críticas a partir del día 1 [de octubre]. Será importante establecer buenos contactos con el BCE y otros bancos centrales nacionales. Como nos dijeron: ‘This will be key top your succes’”. Señalaba además que el capital para empezar no tendría por qué ser muy grande, pero alertaba que Cataluña tenía que trabajar su sistema bancario (destacaba, por ejemplo, que el esloveno tiene 18 bancos), y explicaba la recomendación de Jazbec: “La comunicación con vuestros bancos será crucial. Hace falta que os pongáis en contacto con gente de informática que trabaje en los sistemas de datos de la banca: recepción, producción y difusión”.

Solo tres semanas más tarde, del 29 al 31 de enero del 2017, quien viajaba a Eslovenia era el secretario de Hacienda, Lluís Salvadó, a quien acompañaban Xavier Martínez, responsable de Coordinación Interadministrativa en materia fiscal de la ATC, Ramon Roy, director del área TIC de la ATC, y Josuè Sallent, director de Estrategia e Innovación del CTTI.

Pere Aragonès, junto con Natàlia Mas, viajó también a Irlanda el 25 de octubre del 2016 para entrevistarse con cargos económicos de aquel país y con agencias de rating. “Se nos informó del funcionamiento de estas diferentes entidades, de cómo gestionan la deuda y la tesorería irlandeses, cómo lo hicieron y qué se tiene que tener en cuenta en los peores momentos de la crisis, en los cuales los mercados están cerrados, cómo se debe aproximar a los posibles inversores y a las agencias de rating, recomendaciones sobre cuáles piensan que son los mejores bancos de inversión con quien colaborar, organización de roadshows, posibilidad de emisión de deuda retail, qué proyectos de desarrollo tienen y cómo los llevan a la práctica…”, escribían los técnicos de Vicepresidencia después del viaje.

Buscando financiación

El 13 de diciembre, mientras Aragonés y Natàlia Mas visitaban Londres junto con el consejero de Exteriores, Raül Romeva, para tener encuentros “con representantes de las agencias de rating y fondos de inversión y con las principales instituciones financieras de la City (entre otras, Morgan Stanley, Deutsche Bank, PIMCO, Invesco y DBRS), otra delegación visitaba Noruega.

La comitiva en el país nórdico estaba formada por el secretario general del Diplocat, Albert Royo; el secretario de Exteriores, Jordi Solé; la responsable de asuntos públicos de la embajada de la Generalitat en Dinamarca, Diana Coromines, y el asesor Jaume Domènech. El objetivo del viaje a Noruega era explicar el proceso político que vivía Cataluña y la hoja de ruta de los meses posteriores, y al mismo tiempo, según los documentos del Gobierno, “explorar la posibilidad de buscar financiación a través de las dos estructuras que se visitaron”. Estas dos estructuras eran la Norway Export Credit Guarantee Agency y la Export Credit Norway.

Los motivos últimos de estos viajes quedaron plasmados en un documento de cuatro hojas encontrado en el despacho de Josep Maria Jové, secretario general de Vicepresidencia y Economía. Se titulaba “Estructuras de Estado: Proyectos adscritos a la Secretaría Económica”. En este documento, relata el informe de la Guardia Civil, “se describían una serie de visitas realizadas durante el año 2016 al extranjero con el objetivo de presentar la economía de una futura Cataluña independiente.

El objetivo fundamental de estas visitas no era otro que el de mantener diferentes reuniones con autoridades públicas de terceros países y con responsables de las entidades de calificación de la deuda externa para explicar la hoja de ruta política que los responsables de la Generalitat estaban siguiendo en aquel momento, hoja de ruta que recogía el camino hacia la independencia de Cataluña”. Ganas, pusieron.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides