¿Qué consejero no se priva de criticar a sus compañeros de gobierno de ERC?

Miquel Somper, durante un evento en Badalona
Miquel Somper, durante un evento en Badalona

El consejero de Interior, Miquel Sàmper, elegido por Quim Torra para reemplazar a Miquel Buch en la etapa final de este Gobierno de la Generalitat, aprovecha las reuniones que mantiene con diferentes actores de la sociedad catalana -lo que se conoce como la sociedad civil- para poner a caldo a sus colegas del Gobierno, pero siempre a los de Esquerra Republicana.

La campaña electoral hasta el 14 de febrero, si las elecciones acaban celebrándose entonces, promete peleas públicas por parte de las dos principales fuerzas independentistas, como las que mantienen, especialmente en privado, desde que se anunciaron los resultados de las elecciones del 21 de diciembre de 2017, cuando Carles Puigdemont superó a Oriol Junqueras contra pronóstico.

No sólo es que Sàmper dirige sus críticas contra el consejero de Trabajo, Chakir el Homrani, muy cuestionado por su acción de gobierno por parte de una parte importante de la sociedad. Sàmper describre en sus intervenciones a uns consejeros de ERC ineptos para gestionar la grave crisis causada por la Covid-19.

Cuando Junqueras y Puigdemont acordaron, en diciembre de 2017, la estructura de gobierno que saldría de las elecciones, el líder del ERC quiso asegurarse las consejerías sociales, con Educación, Salud y Trabajo al frente, y la vicepresidencia económica para coordinarlas. Además, las dos primeras son las que tienen el presupuesto más alto.

La gestión fue una de las banderas que entonces levantaba Esquerra, pero la pandemia ha puesto precisamente bajo el foco de los medios de comunicación estos tres departamentos, si bien los errores de El Homrani han sido mucho mayores que los de sus compañeros. Incluso le quitaron las competencias sobre las residencias de ancianos y fue Alba Vergés, la titular de Salud, quien tuvo que hacerse cargo de su gestión.

En cuanto a Josep Bargalló, un veterano de la gobernación, su gestión durante la pandemia también ha sido errática. Aseguró que las escuelas no cerrarían y dos días después decretó el cierre, por ejemplo.

Pero las críticas más duras son para Pere Aragonés, el candidato del ERC en las próximas elecciones. El vicepresidente es el centro de sus colegas de gobierno de Junts per Catalunya y aprovechan para dejarlo como un inepto frente a la sociedad civil.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides