Ocho entidades sociales reclaman «un plan inmediato» de mejora de la calidad de la atención primaria

Los colectivos advierten de que una prolongación a largo plazo de la pandemia podría provocar el colapso y la muerte de esta rama de la sanidad pública
CAP

Ocho entidades catalanas del ámbito social, vecinal y sanitario – la Confederación de Asociaciones Vecinales de Cataluña (CONFAVC), la Federación de Asociaciones de Vecinas y Vecinos de Barcelona (FAVB), el Foro Catalán de Atención Primaria (FoCAP), Rebelión Atención Primaria, Marea Blanca, La Capçalera, la Plataforma de Servicios Domiciliarios de Cataluña y la Marea Pensionista de Cataluña– reclaman al gobierno catalán, al Departamento de Salud y al Consorcio Sanitario de Barcelona (integrado por el ejecutivo catalán y el Ayuntamiento de Barcelona) un plan inmediato para la atención primaria que garantice la calidad de la asistencia y recupere las características que le son propias: la accesibilidad para todo el mundo; la relación continuada con los profesionales de referencia; el abordaje integral de las necesidades covid y no covid, y la coordinación efectiva con otros niveles especializados y hospitalarios.

Los ocho colectivos remarcan en un comunicado que "la atención de calidad a las personas con enfermedades habituales no covid está desapareciendo" y subrayan que esto está provocando "graves efectos para la salud" de los afectados. En este sentido, alertan que si la "pandemia va por largo y su control corresponde a la Atención Primaria", esta "no solamente se colapsará sino que morirá". "Si cae la Atención Primaria caerá todo el sistema sanitario catalán", advierten.

Bajo el lema "Se nos ha acabado la paciencia", las entidades recuerdan que la pandemia ha puesto de manifiesto "las graves consecuencias de las privatizaciones y recortes que en los últimos años se le han infligido desde el gobierno de la Generalitat" y aseguran que "muchas de las características que definen una Atención Primaria de calidad están siendo severamente puestas en cuestión". Por este motivo, denuncian que "el acceso a los centros y a los profesionales se ha roto" y lo justifican señalando "las colas en las puertas del centro, personas mayores y enfermas soportando el calor, la lluvia y ahora ya el frío". Asimismo, lamentan que los pacientes vean roto su derecho a la confidencialidad, puesto que son preguntados "en la calle y ante todo el mundo" cuál es el motivo de su visita.

El comunicado también señala que la elevada demanda de pacientes en los CAP ha comportado que el conjunto de profesionales que trabaja se haya organizado en agendas únicas, y denuncian que esta nueva forma de organización no permite que el paciente tenga un profesional de referencia a lo largo del tiempo.

Las entidades vecinales, sociales y sanitarias lamentan, al mismo tiempo, el colapso de las líneas telefónicas y que se hayan sustituido visitas que requieren exploración e interrelación profesional-paciente por la atención telemática o telefónica.

Por otro lado, remarcan que los profesionales sanitarios están agotados física y emocionalmente, y que se encuentran desesperados y desbordados, con una gran parte de su tiempo ocupado en hacer burocracia ineficaz. "Algunos están renunciando a su trabajo al ver imposible hacerse cargo por más tiempo", aseguran.

Asimismo, los colectivos afirman que "cada vez más la población se refugia en los servicios privados", y critican que estos sigan haciendo "su actividad normal sin asumir ninguna responsabilidad respecto la pandemia".

Por todo ello, los ocho colectivos exigen que el 25% del presupuesto catalán destinado a sanidad vaya a la atención primaria (actualmente es del 14,7%); que el 50% de las aportaciones extraordinarias para la covid-19 (unos 1.800 millones de euros) se destinen a la atención primaria y a la salud pública; y que los rastreadores contratados por Ferrovial pasen a depender de los equipos de atención primaria (EAP) y no se haga ningún otro convenio con empresas privadas.

A la vez, piden que tareas como la realización de test covid, el control de infectados sin síntomas o el estudio de contactos se lleve a cabo en espacios alternativos anexos a los CAP, que las personas que hayan dado positivo de coronavirus y estén enfermas sean visitadas y controladas por su profesional de referencia, y que la administración adopte los cambios legislativos oportunos para descargar de burocracia al personal sanitario.

También reclaman mejorar urgentemente las infraestructuras de los CAP más deficientes y que se acelere la construcción de nuevos edificios; garantizar y agilizar la accesibilidad telefónica con aumento de plantillas y ampliación de las líneas telefónicas; eliminar inmediatamente las colas de los CAP; hacer efectiva la recuperación de la visita presencial, dejando la consulta telemática o telefónica sólo para aquellas cuestiones que se pueden resolver por esta vía; y recuperar de forma inmediata la visita por la profesional de medicina o enfermería referente.

En cuanto al personal, solicitan recuperar los profesionales perdidos con los recortes y aumentar la plantilla de médicas y enfermeras adecuándolas a las necesidades actuales y a las nuevas tareas; que se aumente suficientemente la plantilla de administrativas con formación sanitaria creando la figura de "profesional administrativo sanitario"; y que se solucionen las reivindicaciones laborales de todos los colectivos profesionales de los EAP.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides