¿Se cree Jordi Moix lo que dice del Espai Barça?

Imagen de cómo sería el Espacio Barça por la noche
Imagen de cómo sería el Espacio Barça por la noche

El final de mandato de la junta de Josep Maria Bartomeu presentará para siempre jamás una mancha mayúscula por haber demorado suficiente tiempo el Espai Barça cómo para encarecerlo y tenerlo que aparcar por el miedo a las reacciones de los socios, del entorno y de los medios.

Se trata de un fracaso inexplicable de la gestión y de su máximo responsable, Jordi Moix, comisionado del Espai Barça y ahora vicepresidente económico. Moix fue quién lideró en su día la propuesta y la estrategia hasta conseguir la aprobación del cambio de planeamiento urbanístico en el seno del Ayuntamiento de Barcelona y el resto del proceso de asignación arquitectónica. Siempre, según Moix, en base a una estructura financiera capaz de soportar el coste de la obra sin dañar el potencial económico del Barça para mantener al mejor y más caro equipo del mundo.

Sin embargo, había que vender los Tittle Rights para pagar la primera fase, pero nunca se vendieron del mismo modo que las diferentes propuestas de financiación se retrasaron hasta rehacer el presupuesto y la necesidad de llegar a los 800 millones de euros, 200 más de los previstos inicialmente.

Los problemas sociales y deportivos llevaron a Moix a esperar el mejor momento para comparecer ante los socios con otra propuesta. Por eso ahora suena a vacío, inconsistente y molesto oirle decir que el Espai Barça es más necesario que nunca. Sus propios compañeros de junta no entienden que, habiendo sido el principal culpable de no cumplir con el mandato de un referéndum a favor del Espai Barça, haya sido ascendido a vicepresidente económico.

Una decisión que podría manchar todavía más su papel triste y fracasado en este mandato.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides