Los consejeros de Torra pugnan por liderar acciones simbólicas

JxCat y ERC intentan capitalizar la obra de gobierno poniendo en evidencia la divisó interna del ejecutivo catalán
Reunión del ejecutivo catalán

La guerra interna dentro del gobierno de la Generalitat para ver si quien más sobresale es Jx Cat o ERC no es nueva. Se han detallado numerosos casos de reuniones, actos y fotografías que se duplican y reproducen con los miembros del gobierno de un partido y del otro para no quedar fuera del foco mediático.

Pero en los últimos días la batalla tocó techo. La poca actividad del gobierno catalán hace que las acciones simbólicas tengan una importancia casi de supervivencia. Y cuando hay la oportunidad de protagonizar una, quien dispara primero, gana.

Es lo que pasó con la denuncia pública de un juego de mesa con connotaciones racistas y homófobas. El consejero de Asuntos Sociales y miembro de ERC, Chakir El Homrani, se afanó a anunciar de buena mañana que su departamento iniciaría un expediente y denunciaría por odio a los promotores del juego.

La respuesta fue muy positiva en las redes, y la consejera de la Presidencia y miembro de JxCat, Meritxell Budó, que tiene competencias también en el ámbito LGTBI, se murió de celos. Horas más tarde intentaba liderar la cosa anunciando que daba órdenes a los servicios jurídicos del gobierno para cursar la misma denuncia anunciada por el consejero.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides