¿Por qué tiene que dimitir Carles Tusquets?

Carles Tusquets

Carles Tusquets, presidente de la Comisión Económica Estatutaria del FC Barcelona, está en el punto de mira de un sector de la directiva de Josep Maria Bartomeu y de ámbitos del barcelonismo de la acusada complacencia en la que se ha instalado estos últimos años.

El prestigio financiero y económico de Carles Tusquets, reforzado en su día por su nominación para el cargo de ‘controller’ de la cuentas del Barça, se ha derrumbado de pronto tras el fracaso de su candidatura a la presidencia de la Cámara de Comercio, como se sabe tomada por las fuerzas empresariales partidarias de jugar a la independencia.

Pero lo peor, en el ámbito del club azulgrana y de su entorno, ha sido el modo en que ha utilizado su posición barcelonista y sus contactos desde la Comisión Económica para hacer campaña contra quien creía eran sus opositores a la presidencia de la Cámara, Enric Crous y Ramon Masià.

El mismo Tusquets agazapado y mudo que no da entrevistas a los medios por aparentar esa pose de neutralidad y de discreción frente a la directiva decidió pedir entrevistas en determinados medios para que el empresariado-votante percibiera su posición de poder dentro de la sociedad barcelonesa. Unas entrevistas en las que las preguntas amables y la servidumbre eran evidentes y de alguna forma pactadas. Lo mismo que su repentino interés en el proyecto Pirineus-Barcelona y una foto robada al paso con el presidente del Comité Olímpico Internacional durante la celebración del Mobile World Congress a base de favores y habilidades que, se han demostrado inútiles.

Estrategias de otra época que no le han servido absolutamente para nada, en todo caso para menoscabar un papel cada vez más en regresión dentro de la dinámica del club puesto que Carles Tusquets no ha querido encender las alarmas ni llamar la atención de los socios del FC Barcelona en relación a la liquidación de los últimos años, con pérdidas encubiertas, y sobre todo con una vulneración clarísima del ratio estatutario que limita la capacidad de deuda del club a 250 millones pero que ya roza los 600 en este momento, sin que el primer filtro y control de la junta directiva, la Comisión Económica que preside Tusquets, haya levantado la voz ni lo haya puesto en conocimiento de los socios. Razones de peso para replantearse si su continuidad responde a sus obligaciones para con el club y sus estrategias propagandísticas entran dentro de la ética que también impone el cargo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides