¿Qué no se puede inaugurar pero se inaugura?

Ada Colau
Ada Colau

Ante la convocatoria electoral está prohibido hacer inauguraciones. Eso afecta, sobre todo, a los alcaldes de todos colores políticos que tenían programadas toda una serie de novedades de las que esperaban beneficiarse electoralmente. Pero la decisión de Pedro Sánchez de convocar unas elecciones generales antes de las municipales ha fastidiado a los alcaldes.

Un ejemplo se produjo el pasado domingo, cuando el Ayuntamiento de Barcelona, con Ada Colau al frente, había programado un acto para hacer el cambio de nombre de una calle en Gràcia. Pero como la Junta Electoral lo prohíbe, los responsables políticos de Barcelona en Comú avisaron, vía mensajería instantánea, de que la no-inauguración tendría lugar igualmente aunque sin discursos ni la presencia de la alcaldesa. Así, la calle Secretari Coloma ha dejado paso a la calle de Pau Alsina, el nombre que tuvo hasta la entrada de las tropas franquistas en enero de 1939.

Pau Alsina era un tejedor de Gràcia que llegó a ser regidor en el Ayuntamiento de Barcelona y diputado a Cortes durante el siglo XIX. En cambio, Joan Coloma fue un catalán que ejerció de secretario de Isabel y Fernando, los reyes católicos. Así mismo, Coloma también hacía de secretario de la Inquisición.

Aunque no puede haber inauguraciones, las hay. Algunos alcaldes también las sustituyen por una fiesta organizada por alguna asociación. El político sólo se acerca a la fiesta y participa como un vecino más. Hecha la ley, hecha la trampa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides