Pérez de los Cobos: «La relación con el señor Trapero fue siempre difícil»

El coronel que controlaba el 1-O dice que la Generalitat defendía que había suficiente con los Mossos
Diego Pérez de los Cobos
Diego Pérez de los Cobos

El coronel de la Guardia Civil, Diego Pérez de los Cobos, que fue designado por el ejecutivo de Mariano Rajoy para coordinar todas las policías en Cataluña durante el 1-O afirma que "la relación con el señor Trapero fue siempre difícil". Pérez de los Cobos ha hecho esta afirmación en su declaración como testigo en el Tribunal Supremo en el juicio a los dirigentes del proceso independentista.

Pérez de los Cobos ha añadido que el entonces jefe de los Mossos d'Esquadra, el mayor Josep Lluís Trapero, "el día 27 presentó un escrito solicitando que se revocara mi designación alegando que se estaban invadiendo las competencias de los Mossos."

De este modo el responsable de coordinar el operativo policial durante el 1-O ha evidenciado que no se entendió con el mayor Trapero desde un buen principio cuando fue designado el 21 de septiembre "para encargarme del cumplimiento de las órdenes por parte del Fiscal Superior".

A pesar de esto, Pérez de los Cobos ha asegurado que "el 19 de agosto, el comisario Ferran López nos aseguró que, en caso de que el referéndum evolucionara, siempre obedecerían los dictámenes judiciales". Ferran López, quién era número dos de Trapero, acabó siendo designado por el Estado como máximo responsable uniformado de los Mozos durante la aplicación del artículo 155.

En este contexto, el coronel Pérez de los Cobos también ha afirmado que, ante la propuesta de enviar agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para impedir la consulta independentista, "el Consejero de Interior (Joaquim Forn) dijo que no era necesario ningún tipo de apoyo en Cataluña y que con los medios de los Mossos ya era suficiente".

Sobre la junta de seguridad en la cual se trató sobre cómo se tenía que actuar ante el 1-O, Pérez de los Cobos afirma que "la junta de seguridad fue kafkiana, Siendo cómo es paritaria, la convocó el presidente de la Generalitat (Carles Puigdemont), unilateralmente".

En este contexto, el coronel añade que "Puigdemont transmitió que el objeto de la reunión era acordar la actuación de la policía judicial para garantizar la convivencia ciudadana tal como la magistrada apuntaba en su acto".

Aquí, Pérez de los Cobos recuerda que "el acta de la magistrada ordenaba impedir la celebración de la consulta. En primer lugar impedir la utilización de los locales para cualquier actividad encaminada a la celebración y, el día 1-O, impedir la apertura para que se produjera la votación o, en caso de apertura, ordenaba su cierre."

En este punto, el coronel de la Guardia Civil ha afirmado que "el Presidente de la Generalitat me dijo que el bien supremo era mantener la convivencia", y que "le recordé a Puigdemont que no confundiera adjetivo con sustantivo. Se cogía como un clave ardiendo a las palabras de la magistrada sobre la convivencia".

En respuesta a Puigdemont, Pérez de los Cobos asegura que en la junta de seguridad puso sobre la mesa que "a la vista que se utilizaba la convivencia ciudadana para la inacción judicial aclaramos que nosotros haríamos lo necesario porque se llevara a cabo (lo que pide el acta judicial)".

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides