Los socialistas buscan hacer una pinza acercándose a Esquerra

La dirección de los republicanos no quiere jugársela por miedo a las bases del partido
Miquel Iceta defensa un nuevo escenario político.
Miquel Iceta

Las desavenencias entre los ex-convergentes, diseminados entre PDECat y JxCat, y los republicanos de ERC no han pasado desapercibidas para nadie. Y de hecho, lo más mínimo para los quién durante décadas han sido socios de Esquerra en todas las instituciones de Cataluña, empezando por los ayuntamientos, pasando por las diputaciones y llegando a la Generalitat de Cataluña.

El PSC ha visto en la desavenencia en el bando independentista una oportunidad que podría acabar de desenredar el frente político entre los dos principales partidos que gobiernan la Generalitat. Dos formaciones que ahora pugnan por capitanear lo que queda del procés pero que han decidido partir peras, a pesar de que de cara a la galería mantienen las formas, pero que ya públicamente defienden diferentes caminos para conseguir una futura República catalana.

En este contexto, los socialistas han ideado y ejecutado una estrategia con la cual se han acercado a ERC con la intención de buscar puntos de encuentro que les permitan formar un nuevo proyecto común para después de unas elecciones catalanas que se prevé que darían una mayoría (insuficiente) a los republicanos. Es decir, el PSC está intentando hacer una pinza con ERC para defenestrar los restos de Convergència, restos reconvertidos en independentistas irredentos pero que a cada colada están perdiendo una sábana, o al menos así lo afirman todas las últimas encuestas electorales.

Fuentes del PSC reconocen al EL TRIANGLE la existencia de esta estrategia de acercamiento a ERC. Dirigentes de los socialistas catalanes no sólo no se esconden, sino que lo defienden aludiendo a la evidente rotura entre ex-convergentes y republicanos, rotura que a su parecer deja una puerta abierta a un nuevo marco político en Cataluña para poder sacar el país del callejón sin salida donde está instalado desde el inicio del proceso independentista.

Estas mismas fuentes, pero, aseguran que la pinza socialista está encallada. Estas voces autorizadas afirman que la dirección de ERC ha escuchado atentamente las propuestas de los socialistas para intentar trabajar para la consecución de un frente progresista que pueda dirigir el país a medio plazo. Pero también se reconoce desde el PSC que la cúpula de los republicanos sabe que esta apuesta por un frente de izquierdas en el cual pudiera contar con los socialistas no sería muy bien acogida por parte de las bases de Esquerra. Y sería este miedo a la respuesta de las bases la que tendría paralizada, de momento, la propuesta socialista.

LEE EL ARTÍCULO COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides