El ayuntamiento de la Seu rechaza la bandera española

A propuesta de ERC pide la retirada de la enseña de la comisaría de la Policía Nacional
Título de la imagen
Título de la imagen

La sesión plenaria celebrada este martes en el Ayuntamiento de la Seu d’Urgell (Lleida) volvió a poner de manifiesto, como pasó la semana pasada en el Parlamento de Cataluña, que el grupo de Junts pel Sí no quiere entrar a debatir aquellos aspectos que pongan en entredicho la hoja de ruta independentista.

La moción presentada por los tres regidores de ERC a favor de la retirada de la bandera española situada a los mástiles de las dependencias de la comisaría de la Policía Nacional de la avenida del Salòria, y el posicionamiento en contra del principal grupo de la oposición, Compromís per la Seu, provocó la intervención del portavoz republicano, Francesc Viaplana, el cual elevó el tono invitando a los ediles socialistas a abandonar la sala de plenos afirmando que «si no les gusta nuestra propuesta, ya se pueden levantar y marchar».

En una actitud sin precedentes en el hemiciclo municipal, los republicanos que contaron con el apoyo del grupo convergente encabezado por el alcalde Albert Batalla, encendieron los ánimos de los representantes socialistas que respondieron en boca de su portavoz, Òscar Ordeig, asegurando que lo que tenía que hacer ERC «era dar menos lecciones y hacer algo por la Seu».

La propuesta presentada por el grupo municipal republicano pide la retirada de dos mástiles adosados a un tótem que señaliza la ubicación de comisaría y que, según argumentan, no figuraban en el proyecto original de la instalación que estuvo remodelada hace ocho años. Por este motivo, instan a la Dirección General de la Policía Nacional que en el plazo de un mes quite la enseña española porque si no el ayuntamiento actuará de oficio.

Por su parte, fuentes consultadas por La Valira han indicado que la administración central no tiene intención de contestar a la demanda al considerar que se enmarca dentro de «la ofensiva separatista contra los símbolos constitucionales». Aun así algunas voces han asegurado que el ayuntamiento es el primero que tendría que dar ejemplo a la hora de cumplir con la legislación vigente que establece la obligatoriedad de la presencia de la bandera en los edificios consistoriales.

A diferencia de otros municipios del Pirineo como por ejemplo el de Puigcerdá, en la capital del Alt Urgell hace años que no ondea la bandera española. Incluso en acontecimientos deportivos internacionales como la última Copa del Mundo de Canoe Slalom, celebrada el fin de semana pasado en el Parque Olímpico del Segre, el único estandarte colocado en la fachada municipal fue el de la Federación Internacional de Piragüismo (ICF). Sin embargo, hay una constatable permissibilitat municipal en el caso de una estelada que, desde hace unos días, cuelga en pleno centro de la localidad, en la plaza de Cataluña.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides