Feudalismo laboral en pleno siglo XXI

Andorra esquiva las libertades sindicales, los convenios colectivos y mantiene una legislación hecha a medida del sector empresarial
El secretari de l'USdA, Gabriel Ubach
El secretari de l'USdA, Gabriel Ubach

La celebración de la fiesta del 1 de mayo pasará una vez más en Andorra sin pena ni gloria después de que los sindicatos hayan decidido mantener el abandono de la reivindicación en la calle. La Unión Sindical de Andorra (USdA) y el Sindicato Andorrano de Trabajadores (SAT) organizan, conjuntamente con el Partido Socialdemócrata (PS) y con Podemos, varias conferencias sobre derechos sociales y laborales. El Primero de Mayo se desarrolla en el Principado de una manera desigual. Los asalariados de unos determinados sectores económicos, especialmente del ámbito público, pueden disfrutar de la festividad y otros, los relacionados con el turismo, difícilmente tienen la oportunidad de hacerlo.

 

La fiesta tiene lugar este año semanas después de que el Consejo General (Parlamento) tumbara la propuesta del PS que pretendía dar luz verde a la ley de libertades sindicales. La iniciativa no contó con el apoyo de Demócratas por Andorra, liderado por el presidente del gobierno, Toni Martí, ni del principal grupo de la oposición, Liberales de Andorra.

 

Aun así, el Día del Trabajador coincide con la puesta en marcha del nuevo código de relaciones laborales que, entre otras medidas, amplía de uno a dos meses el periodo de prueba del nuevo trabajador, acuerda que las horas extras se paguen todas siempre a un 35% en lugar de poderse incrementar hasta el 75%, prevé que el preaviso por despido baje de 90 a 30 días y que la indemnización por despido injustificado pase de 45 a 31 días. Además se mantiene la inexistencia de prestación económica alguna por desocupación.

 

La normativa no satisface los sindicatos que lamentan que se haya perdido la oportunidad de hacer una legislación laboral progresista y equilibrada. El secretario general del USdA, Gabriel Ubach, considera que el despido libre o la nula representatividad que tendrá la figura del representante de los trabajadores en las empresas, así como el freno a la creación de convenios colectivos, son algunos ejemplos de las limitaciones del nuevo texto.

 

El Principado es uno de los 6 países de la ONU que no forman parte de la Organización Internacional del Trabajo, la OIT. La única manifestación del 1 de mayo en la calle fue la del año 2010 y reunió cerca de un centenar de personas en la avenida Meritxell de la capital.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides