Renfe tendrá que pagar una multa récord de 65 millones de euros

Se acusa al operador de distorsionar la liberalización ferroviaria
Tren de Renfe
Tren de Renfe

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha impuesto a Renfe una multa de 65 millones de euros y una de 10,5 millones a la empresa ferroviaria alemana Deutsche Bahn, por distorsionar la liberalización ferroviaria de mercancías. Renfe y Deutsche Bahn controlan el 80% del transporte de mercancías del Estado, y el 100% en sectores como el automovilístico o el siderúrgico.

La CNMC considera que Renfe, al ser el primer operador del estado, limitaba la entrada a otros competidores en el mercado a través de acuerdos preferentes con Deutsche Bahn, con el alquiler de locomotoras y espacios, entre otros elementos. Estas prácticas irregulares han afectado «al comercio entre varios países de la Unión Europea y ha limitado la presión competitiva que podían ejercer los operadores internacionales en el mercado español».

En cuanto a la reacción del operador ferroviario, su presidente, Juan Alfaro, ha calificado de «desproporcionada, injusta e inútil» la sanción, y ha asegurado que «lógicamente» recorrerá la multa ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.

Renfe consolida el crecimiento de estos últimos años

En los primeros dos meses de este 2017, Renfe ya ha transportado a 17.544.700 viajeros en los servicios de cercanía de Barcelona. La incorporación de 896.300 nuevos clientes, ha supuesto un incremento del 5,4% en comparación a las cifras del mismo periodo del año anterior. De hecho, cada día, el operador ferroviario ofrece 100.000 plazas en hora punta matinal, concretamente en los servicios que unen Barcelona con Mataró, Granollers, Terrassa, Martorell y Vilanova i la Geltrú.

Con estas cifras Renfe ha constatado el crecimiento constante que ha registrado durante estos últimos años. El año pasado se cerró con 108,3 millones de clientes, equivalente a un incremento del 1,6%.

El operador ferroviario indica que el servicio contribuye a la reducción anual de 470 millones de euros en costes externos, de los que cerca de 200 corresponden al cambio climático y 110 a la contaminación atmosférica local. El total de viajeros que utilizan anualmente los servicios de Cercanías de Cataluña equivalen a 91 millones de circulaciones de coches o bien a 2 millones de autobuses, hecho que supone un ahorro de 1,33 millones de toneladas de CO2.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides