Sectores del PSC acusan de «cobardía» a Susana Díaz

La presidenta andaluza no ha hecho efectiva su candidatura a liderar el PSOE 
Título de la imagen
Título de la imagen

Cuando Susana Díaz provocó la caída de Pedro Sánchez de la silla de secretario general del PSOE, todo el mundo tuvo claro que lo hizo porque ella quería ocupar el cargo y liderar el partido. Esto pasaba a principios del mes de octubre del año pasado, cuando en el comité federal del partido socialista Sánchez perdía la votación en la que pedía la celebración urgente de unas primarias, acompañadas de un congreso extraordinario, que ratificaran su liderazgo en el partido. El entonces secretario general socialista perdía la votación por 132 votos en contra y 107 votos a favor de sus postulados.

Desde aquel comité federal ha sido una comisión gestora la encargada de dirigir los destinos de los socialistas en España. Una gestora que habia de tener una vida breve, de mientras tanto, y que finalmente, con las fechas programadas para el próximo congreso, habrá estado ocho meses dirigiendo el PSOE. Y detrás de la gestora, la mano de la andaluza Susana Díaz.

Y desde el mismo momento que quedó vacía la silla de secretario general del PSOE, no se ha parado de especular sobre cuántas y sobre todo cuáles serían las candidaturas que se presentarían para que los militantes socialistas escogieran nuevo líder. Había pocas dudas en el hecho de que Susana Díaz quería optar a ser la primera secretaria, y desde un primer momento también se previó que Pedro Sánchez querría volver a optar a liderar el partido.

LLEGAN LOS VASCOS

Sea como fuere, a estas alturas el primero en presentar su candidatura a la secretaría general del PSOE fue el socialista vasco, ex-lehendakari y ex-presidente del Congreso de los Diputados Patxi López.

El vasco presentó su candidatura a mediados del mes de enero. Una candidatura que incordió y bastante a los próximos a Sánchez, que consideraban que López dividiría las fuerzas de los opositores a Díaz y facilitaría el camino para que la andaluza acabara haciendo efectivo su plan. Poco después de Patxi López ha sido el defenestrado Pedro Sánchez quién, finalmente, ha decidido también hacer frente al establishment para concurrir de nuevo a la elección para la secretaría general del partido socialista.

Ya hay dos candidatos, de forma que el PSOE ya está obligado a hacer primarias. La opción de que solo hubiera una candidatura, y que fuera la suya, era la preferida por Susana Díaz, puesto que habría sido sin duda la más cómoda. Los próximos a Susana Díaz también veían con buenos ojos que si había dos candidaturas, la del adversario de Díaz tenía que ser la de un hombre (o mujer) de paja, figura que para algunos ya representaba Patxi López.

Ahora, pero, la gran ausente en la carrera para lograr la secretaría general del PSOE es la andaluza Susana Díaz, la que provocó que el partido socialista se encuentre en un punto delicado en su estructura interna. Cabe decir que el partido está pasando también por los peores momentos de aceptación popular.

LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA  

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides