Refugiados sirios trabajan en condiciones lamentables para Mango y Zara

La BBC ha destapado que hay desplazados de Siria trabajando hasta 12 horas diarias sin condiciones de seguridad en Turquía
Amancio Ortega
Amancio Ortega

Refugiados sirios están trabajando sin ninguna cobertura legal para proveedores de marcas como Mango y Zara en Turquía, según ha destapado la cadena británica BBC. Estos trabajadores llegan a hacer hasta 12 horas diarias, sin las condiciones mínimas de seguridad, en fabricas que proveen a estas dos empresas españolas.

La información aparecida también explica que se ha descubierto a menores trabajando para algunas empresas proveedoras de marcas británicas cómo sería el caso de Marks & Spencer y Ases, y que estarían cobrando un sueldo de una libra esterlina por hora . Tanto desde Mango cómo desde Zara se ha insistido en el hecho de que hacen controles periódicos de las empresas que los proveen y que estos controles les garantizan que los empleados que trabajan para las marcas españolas están amparados por las leyes del derecho laboral del país donde trabajan.

Las firmas españolas han declarado que cuando han detectado alguna irregularidad han conminado a sus proveedores a que la corrigieran. De hecho, Zara detectó alguna irregularidad en empresas proveedoras el pasado mes de junio, y los dieron hasta el mes de diciembre para poner remedio. Tanto Mango como Zara aseguran, pero, que no hay inmigrantes en situación irregular en las empresas que trabajan para ellos.

En cuanto a las marcas británicas, la BBC ha descubierto ciudadanos sirios, el más joven de 15 años, trabajando turnos de hasta 12 horas, en la principal fábrica proveedora de Marks & Spencer, en Turquía, y que estaban cobrando algo más de una libra (1,12 euros) por hora, por debajo del salario mínimo turco. Ante estas informaciones, la marca británica ha asegurado no haber encontrado ningún trabajador sirio en sus inspecciones, pero que de haber alguno, le ofrecerían un trabajo legal permanente.

El reportaje también ha descubierto a varios niños sirios menores de 16 años trabajando para una empresa proveedora de la marca británica Ases. Esta firma ha asegurado que la empresa en cuestión no era proveedor oficial suyo, pero se ha comprometido a financiar la escolarización de los niños y a pagar un sueldo a los adultos hasta que puedan trabajar de manera legal.

La BBC también va descubierto a diferentes adultos y niños turcos, de hasta 10 años trabajando por otro taller que confeccionaba para la marca británica Next. Cosa que ha provocado que Next haya negado ninguna relación con este taller, asegurando que sus pijamas los hacen en otra empresa.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides