De Alfonso se defiende como «el único que está haciendo algo contra la corrupción»

El director de Antifrau vincula el cumplimiento de los objetivos de la institución con su continuidad
de alfonso parlament
de alfonso parlament

Presentándose como una persona digna y noble, y un «madrileño de nacimiento» y «catalán por convicción» al servicio de la sociedad catalana, el director de la Oficina Antifraude, Daniel de Alfonso, ha comparecido ante la Comisión de Asuntos Institucionales del Parlamento de Cataluña a raíz del escándalo por la revelación en Público de una conversación suya con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, donde hablaban de sacar trapos sucios a destacadas figuras de ERC y CDC. Al inicio de su intervención ha asegurado que «precisamente» por «no ceder ante los no pocos intentos faillidos de torcer mi voluntad» estaba respondiendo en sede parlamentaria.

El contenido
Dejando a un lado unas pocas excepciones, casi no se ha referido al contenido de la conversación con Fernández Díaz. Eso sí, ha destacado que «ninguno de los expedientes que el ministro me indicó» han salido adelante. También ha dado a entender, brevemente, que contuvo las intenciones del ministro. De Alfonso ha reiterado que la OAC no ha hecho nada ilegal y ha apuntado que la Comisión Jurídica Asesora ha avalado actuaciones de la OAC citadas en la conversación. Por otro lado, ha relacionado la difusión de la conversación con la intención de «algunos» de «sacar provecho de cara a las elecciones«. Para él, el quid de la cuestión no es el contenido, sino la violación del secreto de las comunicaciones que, ha indicado, se ha producido con la obtención y la publicación del citado audio. En todo caso, en cuanto a la conversación revelada por Público, ha observado que «las palabras fuera de contexto son abominables».

Él y la OAC
Asimismo, ha vinculado repetidamente el cumplimiento de los objetivos que persigue el OAC con su permanencia en el cargo de director. Considera que el Parlamento incurriría en una ilegalidad si lo destituye porque, según él, no concurre «una causa legal de cese».»No aparten de la gestión», ha pedido, «al único [hombre] que está haciendo algo contra la corrupción», ha llegado a definirse, añadiendo que su «discreción» ha podido proyectar una imagen diferente de esa. «Se está atacando a la ciudadanía poniendo en juego la gestión de la Oficina por parte de este director», ha declarado. También ha sugerido que teme que, si él, la OAC puede ser «dócil» y «acobardada» y ha manifestado que espera seguir en el cargo. Según ha explicado, «ayer hubiera dimitido» sólo si los trabajadores de la OAC no le hubieran dado un apoyo unánime, como asegura que han hecho este martes.

Perdón
El director de Antifraude sólo ha pedido perdón por el «tono coloquial» de sus expresiones, que ha atribuido a la necesidad de crear un clima de confianza con interlocutores de alto nivel. Ha explicado que reuniones como la que mantuvo con el ministro Fernández Díaz hace dos años ha mantenido muchas y que sería negligente si no lo hubiera hecho. De hecho, ha tildado ese talante por parte suya de «absoluta sobrediligencia». Al poco de disculparse, ha negado haber grabado aquel audio, haber permitido su grabación y haberlo difundido, agregando que «todos seríamos subnormales perdidos» en caso de creerlo. «No me querello porque no sé quién lo filtra, ya me gustaría», ha dicho. «Me habré dejado grabar, pero no utilizar», ha rematado más tarde. 

Tensión política
En cuanto a su relación con los políticos, además de reiterar que se ha reunido con todos -y de ofrecer una pincelada, previa venia de C’s, del supuesto contenido de una reciente conversación con Albert Rivera-, les ha reprochado que muchos de los que «me pedían reuniones» ahora «me han dado la espalda», si bien también asegura haber recibido el apoyo de algunos durante las últimas horas. Ha estimado, por cierto, en un 90% las denuncias que recibe la OAC que «vienen de grupos políticos». En cambio, ha negado que jamás se haya reunido para rendir cuentas con nadie, argumentando que no  aceptaría hacerlo «en ninguno otro lugar que no fuera el Parlament«. A los miembros de la Comisión que pedían más detalles de sus investigaciones les ha invitado a cambiar la ley para hacerlo posible.

Vida privada
«Ayer en mi casa se ha entrado, la alarma estaba desconectada», ha asegurado, añadiendo que eso ya había pasado hace dos semanas. También ha relatado que se han efectuado seguimientos sobre él, que han tenido que hacer «barridos» en su domicilio y su vehículo, y que ha tenido que cambiar de móvil y de «módem».

Mas y Gordó
Mientras se producía la comparecencia en el Parlamento, Público ha revelado que en la conversación entre el ministro del Interior y el director de Antifraude, De Alfonso propuso a Fernández Díaz un plan para tumbar a Artur Mas y promover a Germà Gordó, entonces consejero de Justicia, como nuevo líder de CDC. Según este audio, la presunta propuesta contaba con el apoyo de destacadas figuras del sector privado opuestas a la independencia de Cataluña, como Isidre Fainé (La Caixa), José Manuel Lara (Planeta y Atresmedia) y José Luis Bonet (Freixenet).

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides