Nueva consulta a los vecinos: ahora, por la ampliación de una cantera

La democracia participativa arraiga en los ayuntamientos catalanes a la hora de decidir cuestiones controvertidas
Título de la imagen
Título de la imagen

Los días 7 y 8 de mayo, los habitantes del municipio de Cervelló (Baix Llobregat) están convocados en las urnas para decidir sobre el proyecto de ampliación de la cantera de la Torre del Telègraf que ha solicitado la empresa Pedrera del Ordal SL. El Ayuntamiento está dividido y no hay una mayoría clara para aprobar la necesaria modificación del plan general de ordenación urbanística municipal (PGOUM) que tendría que posibilitar esta ampliación. Por eso, el alcalde, José Luis Aparicio (PSC), ha decidido someter la polémica a votación de los 7.300 vecinos mayores de 16 años con derecho a participar en esta consulta.

El alcalde es partidario de proceder a la modificación del PGOUM, puesto que la empresa da trabajo y «vida» al pueblo. Pero acepta que el resultado de las dos urnas que se instalarán en el Ayuntamiento será vinculante y sólo pone una condición para aceptar el veredicto popular: que la participación sea superior al 15% del censo electoral, es decir, que voten más de 1.100 vecinos.

ERC lidera la oposición política al proyecto de Pedrera del Ordal SL. Independentistas y ecologistas consideran que las dos canteras que hay en el municipio malogran gravemente el paisaje y el medio ambiente y que la ampliación de la de la Torre del Telègraf, que alcanzará un total de 17 hectáreas, es un disparate. Entre muchas razones, alegan que la zona de expansión de la actual cantera -que está prácticamente agotada- afecta terrenos forestales catalogados como PEIN y que están incluidos en la Red Natura 2000. También denuncian el tránsito de camiones que comporta esta actividad, el ruido que genera y la amenaza que supone para el hábitat de una pareja de águilas cuabarrades, una especie en peligro de extinción.

LAS PROMESAS DE LA EMPRESA
Otro punto controvertido es el regreso económico que la cantera de la Torre del Telègraf hace en las arcas municipales de Cervelló por las molestias que ocasiona al vecindario. El convenio de colaboración que existía quedó vencido en 2011 y desde entonces no se ha renovado. Ahora, la empresa Pedrera del Ordal SL ofrece hacerse cargo de las tareas de conservación de los cortafuegos que rodean las urbanizaciones que hay en el municipio. Además, ha presentado un plan de restauración para que los estragos que provoca su actividad se vayan subsanando a medida que avance la explotación de la cantera.


LEE EL REPORTAJE COMPLETO EN LA EDICIÓN EN PAPEL DE EL TRIANGLE DE ESTA SEMANA 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides