Mas acusa al Gobierno español de agredir a los catalanes

El presidente anuncia que ejercerá una "legítima defensa" por las vías jurídica y política
artur mas nov 15
artur mas nov 15

Con un tono particularmente duro, el presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, ha cargado este martes contra el Gobierno español por las condiciones impuestas exclusivamente a Catalunya para beneficiarse del Fondo de Liquidez Autonómico (FLA). «Por una vez que nos singularizan y nos sacan del café para todos es para… ¡catacrack!» -ha exclamado-, «para castigarnos todavía más», ha dicho en un tono ya más distendido, hacia el final de su comparecencia, durante el turno de preguntas de los periodistas.

Mas tilda estas condiciones de «especialmente humillantes» y considera que se trata de una «agresión institucional en toda regla fundamentada en una mentira total». En este sentido, ha señalado que los 1.318 millones de euros en facturas sobre los que, según la versión del Gobierno español, el Ejecutivo catalán no informó, se destinaron a inversiones en infraestructuras acordadas por el Gobierno catalán durante el mandato de su antecesor, José Montilla.

Asimismo, Mas niega que nada se haya escondido y asegura que fueran comunicados al Gobierno español. También ha expuesto que «es una mentira flagrante» que se utiliza para atacar «las posiciones de Catalunya en su conjunto», para «señalarla con el dedo acusador» y para castigar «al conjunto de la población catalana».

Según Mas, «la agresión existe por defender determinadas ideas» y los argumentos empleados por el Gobierno español son un disfraz. «Con el actual Gobierno español el diálogo no se posible», ha sentenciado después de apuntar que si después de las elecciones generales del 20 de diciembre hay un cambio de Gobierno en Madrid, por su parte remarcan el punto de la resolución aprobada por Junts pel Sí y la CUP al Parlamento de Catalunya que ofrece «diálogo en Madrid y en Bruselas».

«Legítima defensa»
Antes de pasar a la fase más beligerante de su comparecencia, Mas ha dicho que «no somos gente violenta, no somos gente agresora», y ha añadido que «tenemos que mantener la serenidad como país». Dicho esto, ha afirmado: «Somos agredidos y todo el mundo que es agredido tiene derecho a la legítima defensa».

Ha asegurado que se trata de una agresión «sobre el conjunto de la población catalana» y ha avanzado dos líneas de respuesta. Por un lado, la jurídica , que no ha concretado demasiado, si bien ha indicado que los servicios jurídicos de la Generalitat estudian las vías de recurso posibles. Y por otro lado, la política, sobre la que ha concretado que «cuantas más agresiones recibimos, más hincapié haremos en ensanchar la base independentista» y que intentará «hacer el ‘proceso’ más irreversible«.

Aviso a Montoro
«El ministro Montoro está jugando con fuego y se quemará si sigue por esta vía», ha avisado Mas al titular de Hacienda, concretando que quién tiene el problema sobre el que Europa pone la lupa, según su parecer, es el Estado central. Ha señalado, en ese sentido, la deuda generada por el AVE.

«Cuando sufrimos para pagar a las farmacias», ha señalado Mas haciendo mención también a los compromisos del Gobierno de la Generalitat con los centros sanitarios y el sector de la dependencia, «no sólo afecta a los votantes independentistas, afecta a todos».

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides