Revelan que Baños exigió a Mas que renegara de Pujol

Homs culpa a la CUP de "cargárselo todo"
Artur Mas defensa la seva candidatura per ser reelegit president de la Generalitat
Artur Mas defensa la seva candidatura per ser reelegit president de la Generalitat

El cabeza de lista de la CUP, Antonio Baños, planteó al presidente en funciones, Artur Mas, que renegara públicamente de Jordi Pujol si quería ser investido presidente, revela La Razón citando el relato de algunos de los presentes en una reunión que mantuvieron líderes de Junts pel Sí con representantes cupaires después de la segunda sesión de investidura, la semana pasada.

Según la misma información, Baños dijo: «Reniega de Pujol y el acuerdo está cerrado». Y Mas se molestó y respondió: «Hasta aquí hemos llegado». Baños replicó diciendo que tienen «la sartén por el mango», asegura este diario.

En las horas posteriores al segundo rechazo de la CUP a la investidura de Mas como presidente han surgido varias voces que ha cargado contra los cupaires desde las filas convergentes.

Francesc Homs, que abandona su cargo como consejero de la Presidencia (en funciones) para encabezar Democràcia i Llibertat -la candidatura de CDC- en el Congreso de los Diputados, ha asegurado este sábado que la negativa de la CUP a investir a Mas ha tumbado la resolución para poner en marcha la desconexión con España. «Lo que suspende políticamente la resolución aprobada el lunes no es el Tribunal Constitucional, sino el «no» de la CUP», ha asegurado en declaraciones a La Vanguardia.

Este lunes, en Catalunya Ràdio y TV3, Homs ha vuelto a culpar a los cupaires y les ha exigido «una rectificación en toda regla», advirtiendo que, si no la hay, habrá elecciones en marzo. «No puede venir la CUP, con sus 10 diputados, y cargárselo todo», ha dicho, acusando a esta formación de situarse «junto al PP y Ciutadans». «Hay que replantearlo todo, si puede ser esta semana, no esperemos a la que viene», considera Homs.

El artículo de Mas-Colell
Por su parte, el consejero de Economía en funciones, Andreu Mas-Colell, ha publicado un artículo «a título personal», según dice, en el diario Ara, titulado «No asfixiemos el proceso«, con el que atribuye, en parte, a «la inmadurez parlamentaria» que la CUP quiera condicionar «a fondo el programa político».

«Ha conseguido del Parlamento, gratis, una resolución de soberanía previa a la formación de gobierno, ha conseguido determinar la estructura del futuro gobierno y, todavía más importante, ha conseguido garantizarse mecanismos de control», señala Mas-Colell, refiriéndose a la cuestión de confianza prometida por Mas, sobre la formación de izquierda anticapitalista.

Asimismo, indica que la CUP quiere «controlar externamente» al futuro Gobierno y rechaza que este partido tenga que tener protagonismo por su condición de «euroesceptico y antieuro» y porque juzga que marca ritmos demasiado acelerados y porque quiere tumbar políticas que Mas-Colell considera «buenas», entras las que cita VISC , del Departamento de Salud.

«De la CUP podemos aceptar dos votos para la investidura de Artur Mas como presidente, pero no sus condiciones», dice el consejero dando por hecho que rechazar las condiciones de la CUP dará lugar a unas nuevas elecciones en marzo de 2016.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides