Puta Barça, puta Catalunya

El Ayuntamiento de Valencia, en manos del fachísimo PP, ha aprobado, finalmente, retirar la Medalla de Oro de la ciudad concedida al general Francisco Franco en 1942.

El FC Barcelona todavía mantiene la Medalla de Oro del 75º aniversario del club entregada en 1974 al dictador por el entonces presidente azulgrana, el catalanísimo Agustí Montal (posteriormente, candidato a senador de CiU).

El año 2003, la Asociación de Amigos de Josep Sunyol (presidente del Barça y concejal de ERC fusilado en 1936 por las tropas franquistas) –con el apoyo de EL TRIANGLE- impulsó una recogida de firmas para pedir la retirada oficial de la Medalla de Oro otorgada por el FC Barcelona al Generalísimo en el Palacio del Pardo.

La Junta Directiva del Barça, presidida por el furibundo independentista Joan Laporta (concejal de ERC-DC), desestimó esta petición, avalada por miles de firmas que entregamos en las oficinas del club.

(Su cuñado de entonces, Alejandro Echevarría, era miembro de la Fundación Francisco Franco –como denunció EL TRIANGLE- y tenía mucho peso en el club).

Durante la campaña electoral del año 2010, el catalanísimo candidato Sandro Rosell (hijo de uno de los fundadores de CDC) me aseguró personalmente que si ganaba procedería a retirar la Medalla de Oro otorgada al general golpista. No lo hizo.

El año 2012, apoyé a un socio emérito del FC Barcelona, hijo del doctor Moisès Broggi, que se dirigió por carta al vicepresidente institucional del club, el catalanísimo Carles Vilarrubí (esposo de Sol Daurella, la «heredera» de Coca-Cola), para pedirle que el club retirara oficialmente esta ignominiosa condecoración.

El catalanísimo Carles Vilarrubí no atendió esta educada y razonada petición.

El catalanísimo Carles Vilarrubí –un «tiburón» de la mafia convergente involucrado en mil casos de corrupción- acaba de ser galardonado por la Generalitat con la Creu de Sant Jordi.

Para más «inri», el catalanísimo Carles Vilarrubí promueve la celebración de un homenaje y una exposición a la memoria del presidente Josep Sunyol.

Cuarenta años después de la muerte del dictador, el club azulgrana no ha sido capaz de hacer el gesto simbólico de retirar la condecoración honorífica que le entregó la Junta presidida por el catalanísimo Agustí Montal.

Puta Barça, puta Catalunya.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario