Los oscuros intereses del inspector Venteo

El coordinador de seguridad del Barça crea alarmismo gratuito

Título de la imagen
Título de la imagen

El inspector de los Mossos d’Esquadra encargado de coordinar la seguridad en el estadio del Camp Nou, Lluís Miquel Venteo, ha protagonizado en las últimas horas una venenosa polémica, a raíz de los trágicos acontecimientos que ocurrieron el pasado domingo en Madrid entre grupos de seguidores violentos del Atlético de Madrid, RCD La Coruña, Rayo Vallecano y Alcorcón. En comparecencias ante varios medios de comunicación radiofónicos, el inspector Venteo ha intentado causar alarma entre la afición barcelonista que va a los partidos del estadio afirmando que hay un riesgo potencial que se puedan producir disturbios debido a la negligencia de la directiva del club a la hora de controlar estrictamente a los grupos de jóvenes más exaltados.

Estas afirmaciones han provocado indignación en la junta que preside Josep Maria Bartomeu que, en un comunicado emitido este martes, ha remarcado que el Camp Nou es un estadio muy seguro donde no se ha producido ningún tipo de incidente destacable en los últimos diez años. Además, desde el Barça recuerdan que el inspector Lluís Miquel Venteo no ha abierto ningún expediente sancionador contra el club en las dos últimas temporadas por incumplimiento de las medidas de seguridad que él mismo se encarga de ordenar.

Esta extraña actitud del inspector Venteo levanta suspicacias. En los prolegómenos del reciente partido contra el Sevilla FC, se plantó en la grada del gol sur donde se reúnen los jóvenes seguidores azulgrana y, sin venir a cuento, empezó a increparlos y a proferir amenazas, supuestamente en nombre de la junta directiva. Como es obvio, el equipo del presidente Bartomeu era absolutamente ajeno a esta insólita provocación por parte de un mando policial.

Pero parece que todo tiene una explicación. Lluís Miquel Venteo había conseguido hacer muy buenas migas con miembros de los Boixos Nois, peña que en el pasado había protagonizado episodios de violencia y que, en la actualidad, está totalmente desactivada. También se sabe que mantiene relaciones de complicidad con la empresa Barna Porters Seguridad SL, que fue descartada por la actual junta directiva para continuar encargándose de la vigilancia de los partidos. Lo certifica la amistad que tiene con su administrador, Roberto Vicente Blanco. Un tercer factor de este insólito comportamiento por parte de este inspector de los Mossos de Esquadra tiene que ver con el rédito personal que sacaba en los desplazamientos del Barça en competiciones internacionales, que convertía a menudo en viajes de placer familiar. Cuando le dijeron que se había acabado el «momio» ha empezado a «incendiar» la grada del gol sur y las ondas radiofónicas.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides