La Generalitat permite disparar pelotas de goma a menos de 50 metros

El Departamento de Interior catalán entrega el informe de las pelotas de goma a los diputados con casi una año de retraso y a tres días de cerrarse la comisión de estudio sobre su uso
Manel Prat i el conseller Espadaler al Parlament
Manel Prat i el conseller Espadaler al Parlament

Este jueves finaliza el plazo para presentar las conclusiones de la comisión de estudio de las pelotas de goma que los diputados catalanes llevan investigando desde la última legislatura y este lunes, sólo tres días antes, los responsables del Departamento de Interior les han entregado el informe policial sobre el uso de este proyectil. El ex consejero de Interior Felip Puig se comprometió durante su mandato a entregar el documento antes de la Navidad pasada, pero su sucesor, Ramon Espadaler, no lo ha hecho hasta ahora.

El informe, de sólo nueve páginas, está datado el mismo día que se ha hecho la entrega a los diputados y evita mencionar a víctimas como Esther Quintana o Nicola Tanno, según informa Directa, que ha tenido acceso al documento. Sólo se refiere a «expedientes de resarcimiento» sobre los cinco casos de los cuales se ha abierto un expediente desde el 2005, dos con una indemnización y los otros tres esperando una resolución judicial.

Por otro lado, el informe desmiente que haya una distancia mínima obligatoria de 50 metros para usar las pelotas de goma, pues abre la puerta a dispararlas en casos en los que la integridad física de los agentes o de las personas corra peligro. En estas situaciones, los agentes podrán disparar a menos distancia y apuntando directamente a los agresores, pero apuntando a la parte inferior del cuerpo.

Uno de los puntos más llamativos del informe de Interior es el que hace referencia a las últimas veces que se han usado las pelotas de goma. Concretamente, el informe habla de 10 veces en los últimos diez años en Barcelona y en una ocasión en Lloret de Mar. En este punto destaca la manifestación de la huelga general del 29 de marzo de 2012, cuando, según el Departamento, se produjeron «los disturbios más graves desde la Segunda República«.

El Director General de la Policía es el único que tiene competencias para ordenar el uso de las pelotas de goma y el protocolo de funcionamiento establece que primero se tienen que exhibir con carácter disuasivo, después advertir con el lanzamiento de salvas, entonces ya se puede usar las pelotas de goma y finalmente abre la puerta a lanzar artefactos de humo y lacrimógenos.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides