Patinazo olímpico de Trias

Las olimpiadas de invierno se alejan de Barcelona, aunque el alcalde de la ciudad, el convergente Xavier Trias, se resiste a reconocerlo. Como mínimo, habrá que esperar 17 años para que Barcelona y el Pirineo tengan opciones para ser sede de unos juegos
Xavier Trias
Xavier Trias

Barcelona presentará su candidatura para acoger unos juegos olímpicos de invierno, «sí o sí», según asegura el alcalde Xavier Trias, pero no será para la edición del año 2022, tal como pregonaba, ni tampoco para la de 2026, sino como muy temprano para la de 2030. Aunque se resiste a confirmarlo públicamente, el alcalde Trias tiene asumido que se ha quedado sin opciones para el 2022, cuando se conmemorarán treinta años de las míticas olimpiadas de Barcelona’92, porque no ha conseguido los apoyos políticos necesarios, ni siquiera los del Comité Olímpico Español (COE), y porque como principal rival tendría la ciudad alemana de Múnich, una candidatura que los expertos califican de imbatible.

 

El presidente del COE, Alejandro Blanco, aconsejó hace pocos días a Trias que se olvide del año 2022, puesto que Barcelona tendría la misma suerte que Madrid, que en septiembre fue la gran derrotada en la carrera de candidatos para organizar las olimpiadas de 2020, que se llevó la ciudad de Tokio. Desde el COE se argumenta que si Madrid fue descartada por culpa de la crisis económica por la que atraviesa el país, a pesar de tener la mayoría de las instalaciones deportivas construidas, lo mismo le ocurriría a Barcelona, y todavía más por el hecho de que necesitaría inversiones millonarias para las infraestructuras viarias que la conectan con las pistas de esquí del Pirineo.

 

Tras reunirse con Alejandro Blanco y con José Ignacio Wert, ministro de Deportes, entre otras carteras, el alcalde Trias ha reiterado en rueda de prensa que Barcelona presentará su candidatura para organizar unos juegos de invierno, pero, por primera vez, no se ha comprometido a una fecha. Además, Trias declara que sería «un suicidio» que la ciudad compitiera por ser sede olímpica sin disponer del apoyo de socialistas y populares, empezando por sus grupos municipales y, en este sentido, el concejal popular Alberto Fernández Díaz ha cambiado de opinión: tras defender a toda costa la candidatura de Barcelona, cuando ha visto que no contaría con el visto bueno de Madrid, ha pedido a Trias que dé marcha atrás y que anuncie formalmente que renuncia a presentar candidatura para el 2022.

 

LEE LA INFORMACIÓN COMPLETA EN LA EDICIÓN EN PAPEL DEL SEMANARIO EL TRIANGLE

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides