Alguien se llevará el pastel de las PAH?

Si alguna vez vais al Parlamento veréis como, por el aspecto y la manera de vestir, podéis llegar a relacionar, con alta probabilidad de acierto, a un diputado con el partido que le corresponde. El pasado miércoles, durante el pleno de juventud, también se podían distinguir, incluso más claramente, los cachorros de cada formación.

Esta pertenencia al grupo según el aspecto y, sobre todo, la ropa, se evidencia todavía más durante los actos políticos de fin de semana. La ropa ‘casual’ de los líderes cuando se mezclan con la militancia merece un blog aparte, que podría titular, ‘Camisas de cuadros‘.

Pero si asistís a una asamblea de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca difícilmente vincularéis alguno de sus miembros con ninguna formación política.

Rompamos un mito: si todo fueran inmigrantes y ‘perroflautas’ los partidos lo tendrían complicado para capitalizar el voto de la plataforma, pues ninguno de los dos colectivos va en masa a las urnas. Es lógico que no sean mayoría en las reuniones de la PAH, porque difícilmente, tanto unos, por recién llegados, como otros, por juventud, han tenido tiempo para hipotecarse.

El perfil de afectado por la hipoteca es una persona, sin género que predomine, de entre 35 y 50 años. Van parejas, pero también hay bastantes casos en que acude sólo un integrante porque se ha separado o divorciado. En alguna ocasión, aunque ya no estén juntos, los dos miembros van juntos a la asamblea para asesorarse.

De clase mediana o media baja (si es que la primera todavía existe).

El idioma predominante es el castellano, tanto para dirigirse al grupo como para hablar entre ellos.

Hay respeto y educación. Los afectados opinan libremente sobre otros casos, y esperan su turno para explicar su situación y sus intenciones. No se oyen gritos ni palabras malsonantes.

Hay una tendencia al crecimiento. Cada semana va más gente a las asambleas.

ICV-EUiA ha ofrecido dinero y asesoramiento a las PAH. Oferta rechazada. Las CUP han ofrecido ser la voz de los afectados por la hipoteca en el Parlament. Oferta en stand by. De momento, ni unos ni otros han conseguido vehicular políticamente este movimiento social.

De hecho, la obra social de la PAH se hace negociando directamente con los bancos. Sin intermediarios.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

HOY DESTACAMOS

Deja un comentario

Noticias más leídas

 

Desactiva tu adbloker en nuestra web para disfrutar el contenido

  1. Pulsa el icono del adblocker
  2. Selecciona «No actuar en páginas de este sitio web» (o similar). También puedes pulsar el botón «Activado para este sitio» o «Pausar adblocker».
  3. Pulsa el botón refrescar de tu navegador para ver el contenido completo.