«¿Devolverá el dinero que ha cobrado, sr. Loza?: Es una posibilidad»

El exdirector general de Caixa Catalunya, Josep Maria Loza, elude asumir ninguna responsabilidad por la gestión de la entidad y por las preferentes
Josep Maria Loza
Josep Maria Loza

¿De qué sirve una comisión de investigación? Esta es una pregunta que se hacen muchos ciudadanos, y también muchos diputados. Una respuesta podría ser que sirve para eludir responsabilidades y echar pelotas fuera. Al menos en la comisión de investigación sobre las posibles responsabilidades derivadas de la actuación de las entidades financieras que se está celebrando en el Parlament de Catalunya. Este lunes ha comparecido el exdirector general de Caixa Catalunya, Josep Maria Loza, para seguir con la dinámica de no reconocer ningún tipo de culpa sobre la situación actual de la entidad.

 

Uno de los momentos más interesantes de la comparecencia del exdirector general de Caixa Catalunya (ahora Catalunya Banc) ha llegado, curiosamente, cuando el diputado del PPC, José Coto, le ha preguntado a Loza si devolvería el dinero que ha cobrado de la indemnización, y este ha contestado: «Es una posibilidad». Una respuesta que ha causado sorpresa porque es el primero que abre la puerta a devolver el dinero recibido de una entidad que se encuentra en una grave situación económica. De todos modos, ha añadido en voz bajita: «Veremos…».

 

Evita polemizar con Todó y Serra

Josep Maria Loza ha evitado aprovechar su intervención en la comisión de investigación para responder las críticas que le lanzó el expresidente de Catalunya Caixa, Adolf Todó, que le señaló como el gran responsable del declive de la entidad financiera. De hecho, Todó atribuyó un 95% de la responsabilidad al equipo directivo liderato por Loza y sólo asumió un 5% de la responsabilidad de los problemas. 

 

En cuanto a su relación con el expresidente de Caixa Catalunya, Narcís Serra, Loza también ha rehuido la polémica. Una relación que, era de sobras conocido, era mala, pero el exdirector general de la entidad se ha limitado a definir como de «relación profesional». Narcís Serra maniobró a fondo para defenestrarlo, lo cual consiguió el 2008. En su lugar situó a Adolf Todó, proveniente de Caixa Manresa. En la comisión un diputado le ha preguntado por las maniobras de Serra por echarlo y ha obtenido de Loza una sonrisa bastante explícita como respuesta.

 

Indemnización millonaria

Loza fue el director general de Caixa Catalunya entre 1998 y 2008 y trabajó en la entidad financiera durante más de 36 años. Su padre trabajó en esta caja haciendo de chófer, y él ha reivindicado sus orígenes, recordando que entró a trabajar en Caixa Catalunya después de aprobar unas oposiciones: «No fui fichado a golpe de talonario, ni elegido por cazatalentos. Nadie podría tener más interés que yo en que la caja fuera bien, por respeto a mis amigos, familiares y a mi pasado». 

 

También ha recordado que presentó su dimisión el enero del 2008 y cobró por su salida una indemnización de 10 millones de euros, contabilizando la aportación del plan de pensiones y la cantidad recibida por los salarios en función de los años pasados en la entidad. Una indemnización muy elevada que el diputado de Ciutadans, Jordi Cañas, le ha reprochado que percibiera teniendo en cuenta que había presentado la dimisión. Loza ha evitado responder, pero ha puntualizado que él no pidió nada, sino que fue el Consejo de Administración quién aprobó por «unanimidad» esta remuneración. Un Consejo de Administración de Caixa Catalunya que tenía representación política de PSC, CiU y de ICV, según ha explicado Josep Maria Loza.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides