Caso Método 3: una grabación sin autor?

La gerente del PSC, Lluïsa Bruguer, ha negado que su partido fuera el responsable de encargar y pagar la grabación de La Camarga
Interfono de Método 3
Interfono de Método 3

Nadie sabe nada y todos los implicados niegan saber quién encargó la grabación en La Camarga de la conversación entre la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez -Camacho y la examante de Jordi Pujol Ferrusola, Vicky Álvarez. Este miércoles ha declarado en los juzgados la gerente del PSC, Lluïsa Bruguer, para negar que su partido hubiera encargado y pagado la grabación de la comida del 7 de julio de 2010.

 

La gerente y responsable de finanzas del PSC, que ha llegado antes de las 9 de la mañana acompañada de su abogada Olga Tubau, ha declarado durante 20 minutos ante la magistrada que lleva el caso, Elisabet Castelló, del juzgado de instrucción número 14 de Barcelona. A petición de la propia Lluïsa Bruguer, ningún dirigente de los socialistas catalanes la ha acompañado en La Ciutat de la Justicia, para evitar un circo mediático, según han apuntado fuentes próximas a la gerente del PSC.

 

De su declaración, poca cosa. Bruguer ha asegurado que desde su partido ni se hizo el encargo ni se pagó la grabación de la conversación entre Sánchez-Camacho y Vicky Álvarez. La gerente del PSC sí que ha reconocido que la formación política encargó unos trabajos a Método 3. De hecho, el pasado febrero, cuando se destapó el caso de espionaje político la exdirectora de seguridad de la agencia de detectives, Elisenda Villena, -hermana de la asesora jurídica del PSC, Anna Villena- ya admitió que hicieron cuatro trabajos relacionados con temas de seguridad en la sede del PSC y en la Diputación de Barcelona. Por estos trabajos el partido socialista pagó 72.000 euros.

 

Este miércoles también han declarado tres imputados en este caso, como son Elisenda Villena; el exdirector financiero de Método 3, José Luis Marco; y la secretaria de la agencia de detectives que dirigía Francisco Marco. Según han explicado fuentes judiciales, la secretaría y el exdirector financiero han dicho que no sabían nada de la grabación de La Camarga y se han negado a responder las preguntas del Fiscal Anticorrupción de Barcelona, Emilio Sánchez – Ulled.

 

La magistrada del caso sospecha de las relaciones entre el PSC y la agencia de detectives. El pasado viernes la policía, por orden judicial, registró la sede del partido en la calle Nicaragua de Barcelona y requisó el ordenador de Lluïsa Bruguer. La gerente de la formación socialista ha pedido a la juez que le devuelva el ordenador, argumentando que lo necesita para trabajar y para pagar las nóminas.

 

Según unos correos electrónicos que ha publicado El País, el PSC y Método 3 tenían una relación muy estrecha según se desprende del contenido de estos mails. En uno de estos mails que se intercambian una trabajadora y una directiva de Método 3 se pregunta si la nota se tenía que hacer «a nombre del PSC o de Lluïsa Bruguer». Un correo que se redactó dos meses después de la comida en La Camarga entre la líder del PPC y la examante de Jordi Pujol Ferrusola.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp

NOTÍCIES RELACIONADES

avui destaquem

Deja un comentario

Notícies més llegides