El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) considera improcedente el despido del agosto de 2017 del columnista Gregorio Morán del diario La Vanguardia donde hacía tres décadas que colaboraba.

La condena obliga a la empresa presidida por el conde de Godó a readmitir a Morán y a pagarle los salarios que le corresponderían desde la fecha de su despido hasta la actualidad o a indemnizarlo con 143.052 euros, según avanza Vozpópuli, medio en el cual Morán colabora actualmente.

La sentencia declara "improcedente" la rescisión del contrato mercantil que unía al periodista con el diario, al considerar que su situación era equiparable a la de los falsos autónomos.

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña sobre el despido de Morán, pero, no es firme y la empresa editora tiene la posibilidad de presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo.