El Front Republicà, la coalición electoral que han formado Poble Lliure (un partido integrante de la CUP), Som Alternativa (el espacio político de los exdiputados de los comunes Albano-Dante Fachin y Àngels Martínez) y Pirates de Catalunya para presentarse a las próximas elecciones generales, acusa al Conde de Godó de vetarlo en el debate de cabezas de lista por Barcelona organizado por La Vanguardia. Han participado, en cambio, Jaume Asens (Catalunya en Comú), Inés Arrimadas (Ciudadanos), Maritxell Batet (PSC-PSOE), Gabriel Rufián (ERC), Laura Borràs (Junts per Catalunya) y Cayetana Álvarez de Toledo (PP).

La voz de esta queja es la del candidato por Barcelona de la coalición, el exlíder de Podem y exjefe de filas de los comunes en el Parlamento catalán, Albano-Dante Fachin, que reprocha al Conde de Godó que "marca las reglas" y dice que sus rivales electorales las aceptan "sin protestar". Considera que es una fiesta de la democracia privada. "La Vanguardia veta a Front Republicà. A Vox, no", denuncia en un tuit donde carga contra informaciones del diario.

Fachin tiene un pasado muy crítico contra Godó, que aparcó al incorporarse el año pasado como tertuliano de RAC1, la emisora de radio del grupo mediático del conde. En las redes le recordaron que, desde Twitter y desde la revista que editaba, Café amb llet, denunció que La Vanguardia estaba en manos de La Caixa y que Godó tenía "opinadores a sueldo" en defensa de la entidad bancaria.

Pero el dardo más remarcable, considerando que él mismo acabó como tertuliano de RAC1, es aquel con el que acusaba a los tertulianos y presentadores del Grupo Godó de defender a Artur Mas a cambio de dinero. De hecho, adjuntó una imagen donde señalaba a Pilar Rahola, Josep Cuní (entonces presentador estrella de 8TV) y Jordi Basté (presentador estrella de RAC1), recomendando que "la próxima vez que escuches a esta gente" se tenía que tener presente que Artur Mas "ha dado al Grupo Godó 8,5 millones de euros en subvenciones y ayudas".

Fachin, por cierto, también había tratado a ERC de cómplice de las políticas y la corrupción de Convergència, pero acabó participando en la campaña del 21-D apoyando al partido que lidera Oriol Junqueras.

“El Conde de Godó también marcaba las reglas cuando te ficharon de tertuliano en RAC1”, le ha respondido un usuario de Twitter.