Bernat Dedéu, uno de los enfants terribles del procesismo, figura como beneficiario de una subvención de 5.000 euros otorgada por el departamento de Cultura de la Generalitat, según publica el DOGC. Esta ayuda pública, concedida en tiempos de la consejera Laura Borràs, está justificada por el trabajo de “creación” de su último libro, Guía sentimental de l’Eixample, que ha editado Pòrtic.

Este filósofo, alineado con la línea de los duros y puros del movimiento independentista, ha protagonizado algunas polémicas. Por ejemplo, el año pasado fue condenado a una sanción de 18.000 euros por haber injuriado gravemente al periodista Lluís Bassets, exdirector adjunto de El País. También reaccionó con exabruptos contra ERC cuando fue suprimida su colaboración en el programa Estat de Gràcia en Catalunya Ràdio. El año 2017 se postuló a la presidencia del Ateneu Barcelonès, pero perdió las elecciones ante Jordi Casassas.

En la actualidad, Bernat Dedéu escribe en el digital El Nacional y colabora en tertulias de TV3. Afín al sector más hiperventilado de Junts per Catalunya, como demuestra la subvención de 5.000 euros que le ha dado Laura Borràs, el filósofo se ha posicionado a favor de la candidatura municipal de Barcelona és Capital, que lidera el también filósofo independentista Jordi Graupera.