La sentencia del juicio por el proceso está a punto de conocerse y los abogados defensores están convencidos de que será unánime y que habrá tres grados de penas. Respecto al grupo que los magistrados del Tribunal Supremo podrían considerar el de los líderes, las penas serán bastante altas. Después estará el grupo con penas medias y, finalmente, el de penas muy leves con, incluso, absoluciones de algunos de los delitos.

Eso sí, todos ellos serán inhabilitados para ocupar cargos públicos, por lo que no podrán formar parte de listas electorales ni ser nombrados consejeros. Sí que podrán ostentar, en cambio, cargos en sus partidos, ya que las formaciones políticas son asociaciones privadas.

A pesar de esta distinción, los abogados no se atreven a pronosticar cuáles de los encausados estarán en cada uno de los grupos.