Carles Puigdemont fue acreditado como miembro electo del Parlamento europeo el pasado 21 de diciembre, después de la sentencia del tribunal de Luxemburgo (TJUE). Pero ha pasado más de un mes y el ex presidente de la Generalitat no hace los deberes inherentes a su nueva condición de eurodiputado.

En su ficha oficial como miembro del Parlamento europeo, que se puede consultar a través de la web de la institución, está su foto y un resumen de sus intervenciones y explicaciones de voto en la cámara. Pero, en cambio, no ha facilitado ni su currículum vitae, ni la obligatoria declaración de intereses económicos, ni tampoco la lista de asistentes a los cuales tiene derecho en función de su cargo. Eso sí, ha firmado la “declaración de buena conducta” en relación con el trato educado y correcto que tiene que dispensar a los funcionarios y al personal adscrito al Parlamento europeo.

En ausencia de datos, no se puede saber, por ejemplo, las remuneraciones que ha cobrado Carles Puigdemont del Parlamento de Cataluña; si forma parte de consejos de administración o de la dirección de entidades, como por ejemplo el Consejo por la República ; si cobra por realizar actividades externas ocasionales; si tiene intereses en empresas o sociedades que puedan influir en su tarea en el Parlamento europeo; si tiene el apoyo financiero de terceros, etc. Esta declaración de ingresos y de relaciones societarias es de obligado cumplimiento para todos los eurodiputados, pero parece que Carles Puigdemont no tiene prisa por facilitarla a los servicios del Parlamento.

Aclarar sus ingresos extra es muy importante, por ejemplo, para saber quién paga la mansión de la zona del golf de Waterloo donde reside. Si lo tuviera que pagar de su sueldo como eurodiputado, no se lo podría permitir, dado el elevado precio del alquiler de la casa.

También sorprende que no haya dado su currículum vitae ni la lista de asistentes parlamentarios. Parece que uno de los escogidos para formar parte de su equipo sería Aleix Sarri, que hace unos días cesó voluntariamente como coordinador de las políticas internacionales del presidente Quim Torra. Aleix Sarri conoce muy bien el Parlamento europeo, puesto que, con anterioridad fue asistente del ex eurodiputado convergente Ramon Tremosa.